sábado, 12 de julio de 2014


Partido Nacional conformará un equipo “de descentralización” con “la visión desde el pago chico”



Campaña electoral 2014. Lacalle y Larrañaga  se reunieron  con los Intendentes blancos, escuchando reclamos e intentando “conciliar agendas”.


La fórmula presidencial del Partido  Nacional para las próximas elecciones se reunió en Palmar con los Intendentes  blancos. Luis Lacalle Pou y Jorge Larrañaga  realizaron esta reunión con los 12 Intendentes nacionalistas  con quienes comenzaron a intercambiar opiniones sobre algunos aspectos que compondrán la campaña electoral. “Queríamos  tener con Luis una reunión con los jefes comunales” quienes  “expresan y ratifican su apoyo a todo lo que refiere a este proyecto”, expresó Larrañaga. Buscando que  “el Gobierno Nacional próximo se acerque a la gente dando respuestas a través de la transferencia de competencias y recursos económicos de tal suerte que se pueda lograr eficacia en buena parte de algunas de las políticas”. Poniendo como ejemplo la  “educación, construcción de edificios escolares, liceales, policlínicas, hospitales; ahí hay una cantidad de áreas donde se puede encontrar ese camino de la descentralización, donde podamos impulsar obras concretas con el trabajo de los gobiernos departamentales, de las alcaldías. Volcar 250 obras en centros poblados de todo el país, de manera que la descentralización como proyecto de país involucre no solamente desarrollo económico sino también humano y social”. Adelantando que el Partido Nacional comenzará las giras de la campaña electoral  “por las localidades más pequeñas y medianas, en una primera etapa, y después vamos a ir a las capitales departamentales”.

Gobierno de cercanía

Salud, Educación, Vivienda, Producción, Infraestructura vial, fueron algunos de los puntos abordados por los Intendentes nacionalistas con la fórmula Lacalle-Larrañaga.
Luis Lacalle Pou destacó, tras el encuentro, que  a los equipos de trabajo que conformarán se sumará uno “de descentralización” con “la visión desde el pago chico”, en virtud de que fue  “un planteo de varios Intendentes de todos los grupos. El Gobierno de cercanía apela a la causa justa, ni a la grande ni a la chica; allí los Intendentes son actores de primerísimo nivel”.
Además de la seguridad, la temas relacionados con la Salud acaparó la atención de los Intendentes, donde según Lacalle Pou  “hay que separar bagre de tararira”, ya que “estamos conciliando agendas, en la original nuestra, que no va a diferir mucho con la que tenga el Partido, hablamos de un sistema  de Salud que sea realmente integrado, porque si bien el nombre implica la integración, no se ha logrado”. Poniendo como ejemplo “alcanza con ir a un pago del interior, alejado, para ver si está la mutualista o Salud Pública, el médico y la médica, de quién es la ambulancia, de quiénes son los medicamentos. Al ciudadano no le importa si hay una mutualista o una policlínica de ASSE, lo importante es que sea atendido. ¿Cuántas veces un parto lo termina atendiendo una camioneta policial, porque la ambulancia cuesta tanto dinero o no está presente? Hemos ofrecido primero un censo de lugares de asistencia, de policlínicas, de abastecimiento de medicamentos, de presencia de las ambulancias. Segundo la optimización, a veces hay reiteración de servicios y a veces inexistencia”. Catalogando como  “una necesidad  urgente” el acceso a especialistas médicos “y eso ya no es un tema ni del interior ni de la capital. En todos lados vemos que para acceder a un especialista estamos muy lejos de lo que prevé la ley. A veces hay entre dos y tres meses para ir a un médico específico, con una recomendación previa. Es un drama que está viviendo cualquier uruguayo en cualquier punto del país”.



PERIODICO CENTENARIO, 12/JULIO/2014