miércoles, 29 de mayo de 2013

Mientras 270 familias esperan
Proyecto de  Viviendas sindicales en  Mercedes trancado por exigencias de la Agencia Nacional de Viviendas





MERCEDES
ALDO DIFILIPPO


Seis cooperativas de viviendas  esperan para comenzar a construir sus  casas. El plan de viviendas sindicales  en Soriano viene sorteando diferentes inconvenientes burocráticos que han demorado las gestiones. En Mercedes si bien tienen el terreno, la buena disposición de parte del  vendedor y de la Intendencia se han encontrado con el escollo de la Agencia Nacional de Viviendas (ANV) y  las objeciones interpuestas.
Buscando una solución: representantes de las cooperativas
 sindicales se reunieron con el Intendente y jerarcas
municipales en procura de encontrar una solución.
La semana pasada  integrantes de estos grupos de viviendas se reunieron con el Intendente Besozzi  evaluando la situación y los pasos a seguir.  Centenario dialogó con Gustavo Martínez integrante de uno de estos grupos y que ha oficiado de vocero del plan de viviendas sindicales en Soriano, quien se quejó por las trabas interpuestas al proyecto.


¿Qué cantidad de cooperativas de vivienda sindical hay en Mercedes?
-Hasta ahora somos seis, que nuclean unas 270 familias más o menos.

¿Y ya consiguieron el terreno?
-Tenemos un bono de reserva. Un formato que encontró la ANV que es una especie de compromiso de compra- venta sin tanta rigurosidad. Pero que permite a las cooperativas reservar el terreno y que la ANV pague directamente al dueño una vez  se le otorgue el préstamo.

¿El terreno concretamente donde está ubicado?
-Ituzaingo y Máximo Pérez. Es un terreno que una vez fraccionado llevaría unas 6 manzanas, con sus calles en forma.

¿Dónde está trancada la negociación?
-Básicamente el  problema viene porque  al terreno todavía no lo hemos comprado y la ANV exige que esté fraccionado por número de padrón, con calles  públicas transitables y demás.  Algo que lógicamente no podemos hacer hasta que no lo compremos. Si bien la disposición de la Intendencia es excelente, y la del dueño también,  porque incluso nos ha autorizado a hacer el marcado de las calles para presentar ante la ANV, las  obras finales no se pueden empezar hasta que el  dueño no venda el terreno. Eso es claro. Así que  estamos en  negociaciones  con la Intendencia  y la ANV para  ver de qué manera se puede hacer un compromiso a futuro  y poder hacer  todo este proceso. Con esta normativa de la ANV  meter 6 grupos de cooperativas a un terreno hasta ahora privado es imposible.


Círculo vicioso
  Este tema parece  estar en un círculo vicioso. Por un lado la ANV exige a las cooperativas que para participar del sorteo, que le permita acceder a los fondos económicos, deben tener un terreno fraccionado con todos los servicios. O sea el trazado de sus calles, energía eléctrica y red de agua potable. Por otro lado estas seis cooperativas tienen un compromiso precario del propietario del terreno, que accedería a vendérselos, pero por tratarse de un predio privado la Intendencia no puede ingresar a lotear el terreno. Si lo hiciera, entre otras cosas, aumentaría el  precio del terreno antes de que se produjera la venta, beneficiando a un particular.
Por otra parte es mucho más barato dotar de infraestructura a un terreno destinada seis cooperativas, que si fuese para una sola. Pero tanto UTE como OSE obviamente no pueden hacerlo porque el terreno no está loteado, y no puede lotearse porque es un  terreno privado, y continúa siendo privado porque la ANV no ha encontrado la solución para destrabar estas cuestiones que ella misma impuso.
Las autoridades de la Intendencia están intentando promover una reunión con jerarcas de la ANV para encontrar una solución alternativa. Por el momento eso no se ha concretado y el tema continúa empantanado.



PERIODICO CENTENARIO, 25/MAYO/2013