lunes, 15 de julio de 2013

Elección con polémica



Asumieron las nuevas autoridades de la Junta Departamental de Soriano





MERCEDES
ALDO DIFILIPPO




Nilda Costa (PN), Antonio Benítez (FA), y Osvaldo Celio (PC), conforman la mesa de autoridades de la Junta Departamental de Soriano para el nuevo período legislativo. La sesión celebrada el pasado viernes, como anunciáramos, generó algunos entredichos  cuando se procedió a elegir la primera vice presidencia que finalmente recayó en el comunista Antonio Benítez.
Como se recordará la Mesa Política del Frente Amplio propuso para ese cargo a la socialista Alba Bonino, pero el Partido Comunista y la Vertiente Artiguista   recordaron un acuerdo asumido al principio  de este período donde  cada uno de los sectores ocuparía el cargo de primer vicepresidente de la Junta, correspondiendo para este año al Partido Comunista. Por  otro lado el Partido Nacional dejó en libertad de acción a su bancada, aunque todos sus ediles votaron por Benítez, desequilibrando  la elección.
La sesión extraordinaria comenzó con la palabras del Presidente saliente, Ángel García, que destacó el  respeto que “ha ha reinado, y el hecho que el otro no piense como nosotros no quiere decir que sea el enemigo”. Puntualizando que  “a veces se ha desvalorizado” el trabajo de la Junta Departamental  “se ha atacado, pero cada día que pasa, desde mi punto de vista, es la mejor herramienta para ayudar a la gente”. La elección de Nilda Costa como  la nueva Presidenta de la Junta Departamental fue respaldada por la totalidad de los ediles. Al asumir el cargo  Costa reiteró algunos conceptos que ya había adelantado en la entrevista que le realizáramos antes que asumiera el cargo. Apostando a “construir entre todos, los espacios de trabajo, de negociación y de toma de decisiones. Se buscará optimizar la gestión de los recursos, en pro de acciones concretas y efectivas, que contribuyan al desarrollo de nuestra comunidad, a la que nos debemos”. Y a  “articular, cuando sea oportuno, encuentros con las bancadas del Frente Amplio  y del Partido Colorado. Continuar la línea de trabajo del  querido compañero Ángel García,  en lo que refiere a darle visibilidad a esta Junta en la comunidad y el vínculo que este Cuerpo debe establecer con ella”.
Como se sabe, desde hace varios períodos el Partido Nacional  ha cedido a los otros dos partidos los cargos de la primera y  segunda vicepresidencia de la Junta. La primera vicepresidencia le corresponde al Frente Amplio, por cauda de votos, y ahí estuvo centrada la discusión, en virtud de las dos candidaturas que surgieron, por la diferencia interna existente. Alba Bonino, la candidata oficial del Frente Amplio, se lamentó ya que  constituía “una instancia atípica” ya que había dos candidatos al cargo, y “mentiría si dijera que me siento cómoda”. Indicando que le gustaría ocupar el cargo, acotando “tengo el compromiso moral de plantear los temas” exponiendo que a las reuniones de bancada concurren solamente 7  representantes y “quienes no participan es por voluntad propia, porque nadie le ha cerrado las puertas”.
Al votarse la primera vicepresidencia respaldaron la candidatura de Bonino los ediles socialistas (Yoffre y  Malán), el MPP (Méndez y  Elizondo), lista 1764 (Perazza y Ábalos), y los ediles colorados  (Celio y Rey).
En tanto la candidatura de  Antonio Benítez fue respaldada por  los dos ediles comunistas (Bacciarini y Arijón), los dos de la Vertiente Artiguista (Siniestro y Maraboto), y la totalidad el Partido Nacional. O sea por 22 votos contra 8 de Bonino, y 1 de Malán (que fue propuesto por Bonino).
Benítez no estuvo durante la discusión de su candidatura, ingresando a la sala en medio de un aplauso, casi tan cerrado como si se tratara del propio presidente de la Junta.
En sus palabras de agradecimiento recordó a viejos dirigentes comunistas ya desaparecidos y que “las cosas rodaron de esta forma, y lamentablemente a veces se cometen errores que hay que asumirlos y enfrentar las situaciones tratando de hacer las cosas de la mejor manera posible, con respeto y compromiso”.
Finalmente  los ediles eligieron la segunda vice presidencia que volvió a recaer sobre  Osvaldo Celio, quien dijo  que asumía el cargo con el ánimo “de aportar”. Poniéndose  “a la orden de la compañera Nilda y del Camarada Benítez, para trabajar en conjunto” por el departamento.




--------------------

Compañeros

“Es como hablarle a este árbol”

La interna frenteamplista  tuvo un nuevo capítulo de desencuentros, quedando quedó notoriamente dividida.  Por un lado MPP, Partido Socialista y Lista 1764, y  por el otro Partido Comunista y Vertiente Artiguista.
El edil Aníbal Méndez (MPP) al efectivizarse la elección de Benítez se encargó de puntualizar que  “llega a la vicepresidencia no de la mejor manera”. Sosteniendo que la vicepresidencia “es un cargo de responsabilidad, de trabajo, no es un cargo que premie o reconozca determinadas labores. Entiendo que en el compañero Benítez es de reconocimiento mucha de sus tareas, pero a la vicepresidencia no se llega por méritos ni reconocimiento, si no por representatividad de la fuerza política. Hoy la representación del Frente Amplio la resolvió el Partido Nacional”.
Pero si un elemento le faltaba a toda esta situación interna del Frente Amplio la aportó Luis Rodríguez, edil suplente de la Vertiente Artiguista. Rodríguez  que en varia oportunidades ha actuado en suplencia de Javier Siniestro al terminar la sesión de la Junta Departamental dialogó con los colegas de  Agesor aportando algunos detalles extras. Comentando que no concurrió a presenciar la sesión de la Junta “porque era ir a pasar vergüenza, aprecio mucho y valoro a Nilda Costa, por ella hubiera querido estar allí, pero ante la situación generada preferí no ir”. Agregando que en la reunión de la Mesa Política “fuimos muy claros, dijimos que es cierto que en esta situación hay cuota parte del Partido Comunista, pero no es solamente responsabilidad de los comunistas, sino que la propia bancada también tiene su culpa en que el Partido Comunista no concurra a las reuniones de bancada”. Explicando “cuando aún estaba Julio Guastavino en la Presidencia (del Frente Amplio) y Benítez no concurría a las reuniones de bancada, fuimos a buscarlo y logramos convencerlo para que regresara”. Pero  “resulta que en la primera reunión que va, Jacqueline Gurruchaga lo trata de imbécil, lógicamente Benítez no volvió más. Cuando el tema Cereoil, Ruben Bacciarini concurre a la bancada e informa que tienen posición tomada sobre la instalación de la planta industrial, y allí Boris Yoffre le dice "si ya tienen posición tomada, para qué vienen a bancada, por que no te vas a..." Por eso digo que la bancada también tiene la culpa que los comunistas no concurran a las reuniones, y esto que le estoy diciendo lo dije el otro día en la Mesa Política, pero es como hablarle a este árbol”.



PERIODICO CENTENARIO, 15/JULIO/2013