domingo, 25 de agosto de 2013

Denuncian  carencias de materiales y recursos en Policlínicas periféricas



“No se les dio computadora a las enfermeras de las policlínicas porque según dicen, una de las licenciadas que dirige la RAP, no están preparadas”.



MERCEDES
ALDO DIFILIPPO




El edil Antonio Benítez  denunció la situación que atraviesan la Policlínicas periféricas. En la pasada sesión de la Junta Departamental de Soriano el edil comunista aclaró  “mi actitud no es sembrar cizaña” comentando que una reunión mantenida con usuarios, vecinos y profesionales de las policlínicas periféricas de Salud Pública  “nos comentaron”  las carencias  que tienen. Enumerando “1) Parte edilicia y habitacionales, la mayor parte de las policlínicas tienen problemas edilicios, humedades, techos que se llueven, sanitarios en mal estado, falta ventilación. Falta de comodidades en consultorios, en “Paul Harris” hay un solo consultorio y no tiene baño, en el “Túnel” la cañería de la enfermería vierte el agua a la calle, en esa y otras no hay saneamiento. 2) Carencias: recursos materiales, no se cuenta con teléfono con salidas a celular, no existen computadoras ni impresoras, fax, etc. Debiendo consultarse el padrón de usuarios en Recaudación del hospital cada vez que concurre un nuevo usuario constituyendo esto una pérdida de tiempo. Los resultados de los análisis, copia y demás papelería se autoriza en oficinas de la RAP (Varela 325), debiendo los usuarios esperar que el móvil de Pouso (empresa contratada) los traiga o en su defecto traiga otras cosas y eso se retrase o falten algunos resultados siendo perjudicados los usuarios. 3) Algo totalmente solucionable si en cada lugar se contara con una computadora en red y una impresora. Lo mismo ocurre cuando se debe referencias y inscribir un usuario en el registro de ASSE. Debe de llenarse todos los formularios en las policlínicas y luego enviarlos a las oficinas de la RAP y esperar que sean devueltas las carpetas o historias clínicas. Los recetarios médicos en ocasiones no llegan a tiempo para las consultas y se debe llamar a farmacia del hospital para cambiar los recetarios de otro médico (numeración y serie) para el médico que atiende en ese momento. La calefacción no es suficiente en algunas policlínicas, si bien se cuenta con estufas eléctricas no alcanza la carga de energía contratada y saltan las llaves térmicas, eso hace que se pueda prender una sola. En materia de recursos humanos no se cuenta con asistente social (aunque en una jornada reciente de interrupción voluntaria de embarazo se dijo que sí) eso hace que los niños que no concurren al control sean visitados por las enfermeras de la policlínica, quitando horas de atención y cerrando en esas horas la misma, faltan auxiliares de servicio ya que en el Túnel y Paul Harris las proporciona la Intendencia, habiendo funcionarios con esos cargos en ASSE desempeñando otras funciones como administrativas. La nurse concurre una vez por semana a cada policlínica y a veces nadie sabe dónde está ya que no se encuentra en la oficina, en policlínico o en primera visita a recién nacidos, que eso lo realiza ella con pediatras y parteras para lo cual tiene día de la semana.

Las capacitaciones son solo para las nurses o personal de oficinas, siendo además destinados viáticos para ellos cuando se realiza en otros lugares. Si una funcionaria de policlínica quiere realizar un curso referente a su labor no existen becas, por eso este personal se mantiene estancado, solo se perfeccionan licenciadas y auxiliares allegadas a la coordinadora de ASSE. Existiendo una oficina de ASSE llena de gente
“trabajando” y las policlínicas carentes de recursos humanos y además no existe un horario unificado de entrada y salida ni nadie que controle realmente en una policlínica las enfermeras a las 8.00 recién llegan y son las 11.00 y ya se retiraron y el trabajo aumenta para las enfermeras de la policlínica.
Y cuando la nurse concurre, una vez a la semana tiene todo hecho, sólo debe pasar los datos a la computadora. No se les dio computadora a las enfermeras de las policlínicas porque según dicen, una de las licenciadas que dirige la RAP, no están preparadas. Cuando se reclama por todo lo anterior se dice que no hay recursos, no hay fondos. 4) Otra de las preguntas que surgieron de los vecinos en la reunión, cuánto dinero se gasta con el servicio del móvil de Pouso (contratado), ya que se usa en distintas policlínicas llevando sólo una receta o alguna boleta. Esa plata no sería mejor gastarla en la mejora de las policlínicas periféricas y en beneficio de los usuarios ya que en el Hospital tienen muchos móviles, sería bueno destinar uno para llevar recetas y boletas o también hay algún problema con los móviles en el hospital?”. Pidiendo que  estos reclamos e inquietudes  “pasen  a la Ministra de Salud Pública Dra. Susana Muñiz, o en su defecto nombre una persona para que se encargue del caso y que se tomen cartas en el asunto,  con un compromiso y muy urgente porque no es posible seguir así".

-        -        -        -       


Pedido de informes
Benítez junto a este planeamiento realizó un pedido de informes a ASSE. “Quisiera conocer los costos económicos que significa el contrato de la empresa de Pouso”, detallado mensualmente  desde la fecha que fue contratada, por los viajes realizados  “no sólo a nivel urbano, sino en las recorridas de las policlínicas del departamento, trasladando médicos y enfermeros, también en el móvil contratado, sin estar preparado para realizar las tareas” ya que  “se traslada sangre, orina y desechos hospitalarios”.  Preguntando también por “el móvil es Kia del año 1999” que  “al parecer tiene dos millones de kilómetros andados, y es conducido por un hombre de más de 70 años”.




PERIODICO CENTENARIO, 21/AGOSTO/2013