Recortes de prensa II







Sorianenses pintando San Gregorio de Polanco
Angel Juárez y Aldo Difilippo pintando murales en el Primer Museo Abierto de Artes Visuales de Latinoamérica
En 1993 por iniciativa de SEDHU (Servicio Ecuménico para la Dignidad Humana) una ONG que dos años antes había comenzado proyectos de desarrollo en la localidad, y como consecuencia que uno se sus técnicos tomó conocimiento que  Escariche, un pequeño pueblo español, había sido pintado por artistas sudamericanos en el exilio se habría transformado en un centro turístico. Propuso buscando generar una corriente turística de todo el año, llevar a cabo en San Gregorio de Polanco un emprendimiento similar.
Para ello, se conformó un grupo de vecinos dispuestos a trabajar en el proyecto, que posteriormente pasó a denominarse AMIGOS DEL ARTE Y LA CULTURA y en Montevideo un movimiento de Artistas dispuestos a dar su apoyo.
Con la coordinación de SEDHU, este grupo de vecinos, junto a la Intendencia de Tacuarembó a través de la Junta Local y se contó además con el aporte de los dueños de los inmuebles, que sin conocer los proyectos ni a los artistas, cedieron sus muros para el emprendimiento.
Desde el 2 al 10 de abril de 1993, cincuenta y seis artistas se congregaron en el pueblo, para plasmar 26 obras que dieron origen al PRIMER MUSEO ABIERTO DE ARTES VISUALES DE LATINOAMÉRICA y a lo que hoy sin dudas se ha transformado en el origen del movimiento muralista de fines del siglo veinte en el país, siendo hoy reconocido a nivel internacional.
Esto trajo como consecuencia innumerables cambios en la población, en lo turístico, generó una importante corriente de turismo cultural de fuera de temporada, y en lo social, creó, en primer lugar un sentimiento de orgullo de la población, y diversas manifestaciones artísticas locales, que le dieron una posición de polo cultural en el interior del país.
Los muros de San Gregorio de Polanco se han trasformado en obras de arte, al alcance del visitante a toda hora, gracias a la generosa actitud de innumerables artistas, nacionales y extranjeros, que han plasmado en ellos su impronta,  en forma totalmente honoraria habiendo llegado a realizarse más de ciento treinta obras, algunas de ellas hoy ya no están, pero quedan sus registros.
Se han cumplido ya 20 años, y  para festejarlos, desde turismo de 2013 a la fecha se han concretado 16 nuevas obras, pensando en el mes de mayo, máximo junio completar 20, como tributo a esos 20 años.
Allí están los sorianenses Aldo Difilippo (nuestro compañero) y Angel Juárez especialmente invitados disfrutando de esta maravilla creativa.

Textos y fotografías de Toño Pereira de Souza