jueves, 10 de diciembre de 2015

Testimonio de una ex presa del Cuartel  “Gral. Luna”

·         Y quizá la única detenida, junto a su hija de apenas un mes de vida, por la  Policía de José Enrique Rodó.




Aramí   Stemphelet nació en  Ombúes de Lavalle, “pero hice el Liceo en Rodó”. En 1972  fue detenida en   Rodó y trasladada al Cuartel de Mercedes.  “La única debo ser” ironizó, que fue detenida por la Policía de Rodó. En el Cuartel de Mercedes estuvo apenas 5 días, después fue trasladada al  Batallón de Artillería Nº 1 de La Paloma. Pero los 5 días que estuvo en el Cuartel “Gral. Luna”  Mercedes  lo hizo con su hija de apenas un mes de vida. El pasado domingo al descubrirse una placa  señalando al edificio del ex Cuartel “Gral. Luna” (actual Terminal de Ómnibus) como lugar donde se torturó y se violaron los Derechos Humanos durante la dictadura, Aramí Stemphelet dialogó con Centenario. Rememoró esos días. Aunque para ella lo más duro estaba por comenzar, cuando fue trasladada al Batallón de Artillería Nº 1.
“Soy de  Ombúes de Lavalle, hice el liceo en Rodó”, comenzó diciendo. “Estaba en Montevideo,  y  mi hija tenía  un mes” por eso  “habíamos venido para que la conocieran los  abuelos  y los bisabuelos. En ese momento  fue que nos requirieron de Artillería Nº 1, el Cuartel de La Paloma. Mi marido se fue, y yo como estaba en Rodó y fueron  de la Comisaría  a buscarme. Estuve una noche en la Comisaría  de Rodó y al otros día me fueron a buscar”…

¿La detuvieron policías de la comisaría de Rodó?
-Si. La única debo ser. Yo venía con Laura, mi bebé en ese entonces.
Después me trajeron acá, y estuve  como 5 días  en el Cuartel con la nena  hasta  que me mandaron a Artillería 1

¿Cuál era el motivo de la detención?
-Me  vinculaban con   el  MLN, no se cómo  habían llegado a  eso.

¿Cuánto tiempo estuvo en el Cuartel de Mercedes?
-Acá estuve 5 días más o menos.

¿Cuál fue el trato que recibió?
Madre e hija presas. Aramí   Stemphelet,
junto a su hija, Laura Razquin, quien en 1972 
tenía apenas un mes de vida, en la puerta del 
ex Cuartel donde estuvieron  presas.
-En realidad el trato acá  fue  normal  de cuartel, por  llamarlo de alguna manera, porque  me estaban requiriendo de otro lado,  entonces como que me dejaron ahí. El tema peor para mi  fue  estaba con la bebé, y las condiciones de higiene  y todo como estaba no eran las mejores. Yo hacía un mes que había tenido familia. Lo que si permitieron es que la abuela  se la llevara una vez  por día. 

¿La abuela qué tenía que hacer?
-Esperaba enfrente  (en la plaza Artigas). Lo que sufrieron los familiares   fue  bravo porque ese hecho de no saber cómo estábamos, en qué condiciones, que los revisaban cuando entraban y  salían; y la angustia de las madres que tenían bebés de  que vos  no comés  bien, los nervios que pasás y todo eso  que  se lo  estás trasmitiendo al niño.

¿Aquí en el Cuartel  pudo reconocer a otras personas?
-Me tuvieron sola. Me contó una funcionaria que me llevaba al baño  que había  habido   cerca de Dolores  un enfrentamiento o que habían encontrado a alguien…

¿Ud. tenía militancia en esos años?
-Yo era estudiante universitaria  de medicina. Tenía una militancia común.

¿Qué edad tenía?
-21 años.

Me dijo que una funcionaria la llevaba al baño. ¿Había  personal femenino, o era una enfermera?
-Era  una funcionaria policial que en ese momento  se ve que se encargaba de las mujeres. Ahora hay soldados mujeres pero antes no.  Pero era en el horario del día, de  noche si tenías que ir al baño o algo, eran los soldados.

¿Aquí sufrió plantón o fue  torturada?
-Sé lo que se pasaba aquí, pero yo  no. Yo estuve  metida en un calabozo  y no pude ver ni escuchar nada.







PERIODICO CENTENARIO, 9/DICIEMBRE/2015