sábado, 23 de mayo de 2015


Adolescentes y jóvenes de menores ingresos tienen más hijos




MERCEDES
ALDO DIFILIPPO


El INJU (Instituto Nacional de la Juventud) dio a conocer los resultados de la Tercera Encuesta Nacional de Adolescencia y Juventud (ENAJ). De esta encuesta participaron también el Instituto Nacional de Evaluación Educativa, el Instituto Nacional de Estadística y la Facultad de Ciencias Sociales de Udelar a través del Departamento de Sociología.
La ENAJ es una encuesta de carácter nacional que da cuenta de la situación de vida de adolescentes y jóvenes de entre 12 y 29 años. Su objetivo es continuar avanzando en la generación de información sobre la situación de vida de adolescentes y jóvenes de Uruguay, permitiendo comparar con las dos ediciones anteriores (1990 y 2008).
En Uruguay hay 886.376 jóvenes de 12 a 29 años, que representan el 27% del total de la población del país. Esta encuesta fue aplicada a 3.824 jóvenes residentes en localidades del país de 5.000 y más habitantes.

Algunos indicadores
Los temas que generan mayor preocupación en la población juvenil reflejan los siguientes indicadores:
Constitución del hogar: Uno de cada cinco adolescentes y jóvenes (20%) declara haber tenido hijos (4,9% entre 15 y 19 años; 24,6% entre 20 y 24 años; y 44,3% entre 25 y 29 años). Los adolescentes y jóvenes de menores ingresos tienen más hijos que los de mayores ingresos.
El 38,4% de los adolescentes y jóvenes se han emancipado del hogar de sus padres (y/o tutores). La proporción de jóvenes emancipados que viven en los hogares con mayores ingresos es tres veces menor a la de los que viven en los de menores ingresos.
La mayoría de los jóvenes de 12 a 29 años viven en hogares conformados por una pareja e hijos.

Educación: El 97,1% de los jóvenes y adolescentes completó la Enseñanza Primaria, menos de la mitad (46,4%) culminó el nivel secundario, cerca del 25% de los jóvenes de entre 19 y 25 años cursan nivel universitario. La mayoría de estos jóvenes son mujeres, viven en Montevideo y pertenecen a los quintiles de ingreso más altos.

Empleo: El 56,3% de los jóvenes ha trabajado más de tres meses alguna vez, esta proporción es levemente superior en los varones en comparación con las mujeres. A medida que aumenta la edad y el ingreso, hay un mayor porcentaje de jóvenes que tuvieron una primera experiencia laboral.
Más del 70% de los varones jóvenes trabaja pero no estudia, en cambio en las mujeres esa proporción es menor alcanzando el 56,1%.
En referencia a la afirmación: “Si pudiera dejaría de trabajar para dedicarme a los estudios” se aprecia que el 38,1% de los jóvenes está de acuerdo y el 61,9% en desacuerdo. Es decir, que una porción no menor de jóvenes, en caso de tener la oportunidad dejaría su trabajo para dedicarse a los estudios.
Casi tres cuartas partes de los jóvenes no estarían dispuestos a dejar de trabajar y buscarían mantener su autonomía, por más que el ingreso del hogar fuera suficiente.

Salud: El 85,4% de los adolescentes y jóvenes uruguayos han realizado por lo menos una consulta médica en el último año. Si se toma en cuenta el nivel socioeconómico de los hogares de los adolescentes y jóvenes se observa que el guarismo no presenta grandes variaciones.

Sustancias: Más del 20% de adolescentes y jóvenes en Uruguay dicen consumir diariamente u ocasionalmente cigarros. Los varones jóvenes presentan un porcentaje algo superior que las mujeres tanto en consumo de tabaco como en el porcentaje que consumen diariamente.
Casi la mitad de adolescentes y jóvenes accedieron a marihuana, en menor medida accedieron a cocaína (17,8%). Menos de uno de cada diez accedió a pastillas y pegamento, y el porcentaje que accedió a la pasta base supera levemente el 5%.
Dentro de los lugares donde se accede a las sustancias, predominan la calle o plaza, en reuniones de amigos, bares y fiestas, mientras que en menor medida acceden en los centros educativos y aún menos en el lugar de trabajo.



PERIODICO CENTENARIO,  23/MAYO/2015