sábado, 20 de diciembre de 2014

Movimiento Nacional de Usuarios reclama mayor equidad en la distribución de los recursos de la Salud



·         “Para tener todos los servicios al alcance de la mano hay que vivir cerca del Papa”



MERCEDES
ALDO DIFILIPPO


El Movimiento Nacional de Usuarios de la Salud Pública y Privada realizó su  asamblea anual donde además de  una evaluación del proceso que viene dándose con la Reforma de la Salud  recibieron  al futuro Ministro de Salud Pública, Dr. Jorge Basso, y a la Dra. Cristina Lustember quien ocupará la subsecretaría. “Pasaron por la Asamblea trasmitieron un saludo, un compromiso  de mantener el contacto con los usuarios” comentó  Néstor Gurruchaga, Presidente del Movimiento Nacional de Usuarios de la Salud Pública y Privada. En diálogo con Centenario Gurruchaga se refirió al proceso que viene dándose con la Reforma de la Salud, aportando una visión crítica con respecto  ya que “hay sectores que siguen altamente mercantilizados,  su negocio no es la salud, es la enfermedad”. Por lo tanto “si  no existe un fuerte control de parte de las  autoridades del Ministerio y de la Junta  Nacional de Salud no van a a avanzar en el cambio de modelo de atención”.

En un comunicado de prensa que emitieron hace poco expresaban que  quieren reunirse con el futuro Ministro  de Salud para hacerle algunos planteos. ¿Por dónde pasan los reclamos del Movimiento Nacional de Usuarios de la Salud Pública y Privada?
-Centralmente pasan por la evaluación que hacemos de la Reforma de la Salud  donde sostenemos   que de los tres ejes principales, cambio del modelo de financiamiento, cambio del modelo de gestión y cambio del modelo de atención, entendemos que  se avanzó bastante en el modelo de financiamiento, es  mucho más democrático la forma en que se financia el sistema de Salud, se avanzó un poco en el modelo de gestión; pero donde está el gran atraso   es en el cambio del modelo de atención. Porque implica  priorizar  el primer nivel,  es decir prevenir y promover en Salud. Que entre otras cosas es aprender a vivir en salud. Nosotros sostenemos que hay sectores que siguen altamente mercantilizados,  su negocio no es la salud, es la enfermedad, y que si  no existe un fuerte control de parte de las  autoridades del Ministerio y de la Junta  Nacional de Salud no van a avanzar en el cambio de modelo de atención.
Hay una declaración que la Asamblea aprobó que es muy importante, que es una consulta al Ministerio de Salud Pública, y a la  Junta Nacional de Salud, que consiste básicamente en  4 preguntas: si en el ultimo año Casa de  Galicia recibió sobrecuota de inversión. Si la recibió   preguntar cuánto es el monto. Además si Casa de Galicia ejecutó las obras para las cuales  recibió esa  sobrecutora de inversión, y  cuál es el organismo encargado de controlar que una institución  reciba la sobrecuota y que realmente  la aplique a las obras para las que les fue concedida.

Respecto a las Mutualistas del interior, ¿cómo se viene dando  esa situación de las inversiones?
-Creemos que siguen habiendo muchos atrasos, que hay poco control, que la  sobrecuota de inversión  tendría  que estar centrada  especialmente al primer nivel de atención, y a  mayoría de las instituciones las aplican  a segundo nivel, y no  a policlínica.
La dificultad que nosotros vemos es  que la aprobación de esos fondos  elude sistemáticamente los organismos donde  hay representantes sociales. No pasa ni por la Junasa  ni por ninguna Junta Departamental de Salud.  Es decir los representantes sociales no tenemos lugar donde  poder opinar y discutir.  Centralmente se trata  de eso, en el eje  de las declaraciones tomar  como modelo lo que  pasó con la Operación Milagro. Es  decir que la Operación Milagro  demostró que había más de 50 mil uruguayos que no veían porque eran pobres, y cuando uno afirma eso está afirmando una segunda cosa que es decir que si había 50 mil uruguayos que no no veían porque eran pobres quiere decir que hay sectores del sistema de Salud que tienen un negocio muy lucrativo vinculado a ese tema.
Cuando el gobierno uruguayo decidió intervenir, le solucionó el problema a más de 50 mil uruguayos y afectó  a aquellos  que tienen un negocio lucrativo vinculado al tema.
 Ese es  un ejemplo de que para profundizar la Reforma de la Salud hay que animarse a afectar otros intereses que siguen estando altamente  mercantilizados.

Los usuarios  de la Salud Privada  se quejan por el tiempo de espera para  ser atendidos por especialistas. ¿Ese tema  se  está  dando por la incorporación de muchos usuarios al sistema de Salud o por otros factores?
-Parte  por la incorporación de nuevos usuarios, pero el sistema de Salud uruguayo tiene un cuello de botella muy importante: la  enorme inequidad que hay en la distribución de recursos humanos. Los tiempos de espera se alargan, y no cumplen los plazos creados por la ley,  fundamentalmente en el interior.
Hay algunos compañeros que dicen que para tener todos los servicios al alcance de la mano hay que vivir cerca del Papa. Quieren decir cerca del monumento al Papa que está en Montevideo, donde están las principales mutualistas  y los  principales servicios. Cuanto más te alejás del Papa más dificultades  tenés para resolver tus temas de salud.
Montevideo con el 45% de la población concentra el 73% de los recursos humanos en Salud. Queda un 27% para el resto del país, y de ese porcentaje solamente el 8% está al norte del río Negro. Si  en Soriano tenemos algunas dificultades, imaginemos lo que es Rivera, Artigas, Tacuarembó.
En  una sociedad de libre mercado donde nadie puede  obligar a nadie a trabajar donde no quiere, nosotros  sabemos que ese no es un tema fácil de resolver, pero es uno de los temas que queremos discutir con el futuro Ministro cuando nos reciba. Saber cuál es el proceso para cambiar eso, porque si no inician un proceso para cambiarlo,  aquello de recibir el mismo nivelo de atención  no importa donde vivamos  sólo va a quedar en un enunciado teórico.


PERIODICO CENTENARIO, 20/DICIEMBRE/2014