sábado, 29 de noviembre de 2014

“En Uruguay están en un momento que vale la pena pensar”


* La politóloga guatemalteca cuyo discurso se viralizó en Internet dictó una conferencia en Mercedes.


MERCEDES
ALDO DIFILIPPO


En setiembre pasado la politóloga guatemalteca  Gloria Alvarez disertó en el Parlamento Iberoamericano  de juventudes, realizado en Zaragoza (España).   Allí  llamó a desmantelar el  populismo a través de la tecnología. Comparó al populismo con los gobiernos corruptos, y las dictaduras, con frases tales como el “el populismo ama tanto a los pobres que los multiplica”. El video de su participación en esa instancia se multiplicó en Internet y las redes sociales, y comenzó a ser entrevistada por diferentes medios de comunicación de la región. El pasado  miércoles llegó a Mercedes en el marco de una gira que está realizando por nuestro país, dictando una conferencia “República versus Populismo”.
En diálogo con Centenario Gloria Alvarez  expresó que “nos tenemos que preguntar en toda la región latinoamericana si queremos un populismo que nos lleve a un desmantelamiento  institucional o si estamos dispuestos a restablecer la República, que en papel y en nuestras constituciones la mayoría de las naciones latinoamericanas somos”.

Tu ponías como ejemplo algunos países como Cuba, Venezuela, o  Ecuador que han implantado esta forma de hacer gobierno ¿Uruguay es un país populista?
-Creo que no es tanto que un país como tal sea populista sino que los identifican las herramientas o las medidas.  Creo que en mayor o menor medida en cada uno de los países latinoamericanos podemos ver estos aspectos. Restricciones a la libertad de prensa,  una insercion en la  sociedad de  un mensaje de odio, de divisionismo. Tratar de dividir a la gente entre opresores oprimidos, pueblo anti pueblo. También reformas constitucionales; o sea cuando se empiezan a discutir esas cosas como por ejemplo lo que esta pasando acá o cuando se desecha la meritocracia y ya no se tiene un respeto por el profesional o por tratar de tener una población educada, podemos identificar ciertas herramientas. Luego creo que cada uruguayo conoce bien su realidad y sabrá identificar ciertos mensajes.
Creo que las directrices que se están siguiendo tienen su inspiración en varias cosas. Por ejemplo el marxismo tradicional el Foro de San Pablo, el socialismo del Siglo XXI y en ese tipo de lugares donde se intercambian las ideas y los lineamientos de cómo llevar a cabo las herramientas populistas están representados básicamente todos los partidos…

En Uruguay los gobiernos de derecha  dejaron de lado las políticas sociales, se alejaron del pueblo; y los gobiernos de izquierda están dándole énfasis a eso ¿Qué tiene de malo enfatizar las políticas en lo social?
-Los programas sociales de por si no tienen absolutamente nada de malo, el problema es la rosca de corrupción que se crea alrededor. La mayoría de los programas sociales que vemos carecen de una transparencia. No se sabe a dónde van los fondos, y en la mayoría de los casos dan objetos materiales a una población reducida. Por ejemplo 70 mil plasmas que fueron entregados en la Argentina hace dos mundiales; o 50 mil emparedados para una población y se hace mucha bulla mediática para decir miren lo estamos logrando, pero cuáles son los costos de oportunidad de estar entregando estos pocos materiales sin  un plan que trate de llevar al individuo de una posición de necesidad a una posición de empoderamiento.

Tú hacías mención al rol que juegan las redes sociales y los medios de comunicación ¿Qué papel tiene el ciudadano común en este tema?
-Por primera vez en la historia de la humanidad ha traído un empoderamiento del individuo a través de Internet, y con un aparato como un  teléfono uno puede volverse un justiciero en potencia, un periodista en potencia. Alguien que puede denunciar los casos de corrupción. Pero no sólo las denuncias, también las redes nos permiten conectarnos con otros latinoamericanos, dialogar, compartir experiencias, ver cómo va la cosa y así poder diseñar propuestas en común. Y a parte Internet permite tener un acceso a básicamente todo el conocimiento de la humanidad, cosa que los filósofos de hace 300 años no tenían. Entonces si hubo gente que pudo diseñar posturas filosóficas intelectuales sin esta herramienta por qué nosotros hoy no aprovechamos eso para empoderarnos y ser mejores ciudadanos, mejores habitantes, mejores profesionales.

Uruguay ha tenido un par de gobiernos de izquierda. ¿Desde el exterior  cómo ves al país?
-Creo que ahora Uruguay está en un momento para cuestionar el rumbo que quiere seguir. Por lo que he podido escuchar hay ciertos mensajes que son algo contradictorios…

 ¿Cómo cuáles?
-La prioridad en educación que había dado este gobierno que dijo educación primero, segundo y tercero. Era la prioridad, y luego diciendo que bueno que en el Congreso no hay tanto profesional. O por ejemplo que la mejor Ley de medios era la que no existía, y ahora hay una propuesta de ley de medios. Se está proponiendo una reforma constitucional. Creo que son mensajes que vale la pena que el uruguayo le preste atención y saque sus  propias conclusiones.

En alguna entrevista que te realizaron citabas al socialismo carnívoro y  al socialismo  vegetariano. ¿En qué categoría  ubicas a Uruguay?
-Esa es una concepción que está hecha en el libro “El regreso del idiota latinoamericano” que es la segunda parte de un libro que se hizo en los años 90, “El manual del perfecto idiota” (Ensayo de Plinio Apuleyo Mendoza, Carlos Alberto Montaner y Álvaro Vargas Llosa publicado en 1996). La izquierda carnívora o el socialismo vegetariano a lo que se refiere es a la diferenciación que hay entre un socialismo que respeta las instituciones y el equilibrio de poder, y trata de implementar las políticas sociales; porque obviamente ese es el pensamiento socialista. Un socialismo más carnívoro que se pasa por alto la institucionalidad la división de poderes y el equilibrio de éstos.

¿Y en qué categoría estaría Uruguay?
-Creo que en Uruguay están en un momento que vale la pena pensar. Contiene esta reforma constitucional, esta ley de medios, que  conviene pensar en las políticas, cómo está afectando la meritocracia, a cuestionarse, y a responderse ustedes mismos dónde lo catalogarían. Por supuesto que no creo que la situación de Uruguay sea la misma que la de Venezuela o de  Cuba, ni mucho menos.

----     ----------       -----


Me llamó Lourdes
¿Tu llegaste a Uruguay  invitada por el Partido Nacional?
-A mi me contacta Lourdes Rapalín (*); y me dejó muy claro que tiene un cargo dentro de este Partido pero que la responsabilidad corría 100% bajo su riesgo. Vengo aquí porque fui invitada en Argentina por una Asociación de Estudiantes libertarios y mi jefe de dijo mirá me parece genial pero si vas a ir al Sur aprovechá de una vez. Entonces Lourdes me dijo, ¿estás conciente que ahora es época? electoral. Le digo si pero que yo venga no le va a cambiar la cabeza absolutamente a nadie. Creo que cada individuo tiene su propio raciocinio y su propia capacidad de decisión. Yo vengo a hablar de una postura que creo va más allá de unas elecciones presidenciales, sino una postura de principios universales: instituciones o manipulación.



----     ----------       -----

Perfil
Gloria Álvarez  tiene 29 años, es Politóloga. En su página de facebook se define como libertaria. Integra el Movimiento Cívico Nacional de Guatemala que a su vez se definen como “ciudadanos comprometidos construyendo con orgullo UNA Guatemala que progresa libre y en paz. No somos, ni seremos un partido político”. Aunque el discurso de Álvarez ha sido utilizado multiplicado  en Internet por los partidos de derecha de Latinoamérica.



PERIODICO CENTENARIO, 29/NOVIEMBRE/2014