sábado, 15 de noviembre de 2014

1999-2009-2014
Los balotajes y el reparto de votos




MERCEDES
ALDO DIFILIPPO


En 1999 se produjo el primer balotaje en la historia política del Uruguay. La Reforma Constitucional de 1996 instrumentó esta modalidad  donde aquella fórmula presidencial que no obtuviera la mayoría de votos en la elección nacional debía comparecer nuevamente en una segunda vuelta electoral, o balotaje con la segunda fórmula presidencial más votada. En 1999, también por primera vez en la historia, blancos y colorados se unieron. Fue cuando el Partido Nacional apoyó a la fórmula presidencial colorada integrada por Jorge Batlle y Luis Hierro que terminó derrotando al Frente  Amplio que presentaba la candidatura de Tabaré Vázquez a la Presidencia y Rodolfo Nin Novoa a la Vicepresidencia.
Batlle-Hierro fue la fórmula presidencial ganadora,  que con el apoyo del Partido Nacional obtuvo el 54,13% de los votos en el balotaje. En primera vuelta el Frente Amplio había obtenido el 40,10% y el Partido Colorado el  32,8% de los votos.
El apoyo del Partido Nacional al Partido Colorado se hizo en base a 13 acuerdos programáticos, pero de ellos solamente se concretó uno: el Ministerio de Deporte y Juventud (hoy absorbido por el Ministerio de Turismo). El nacionalista Jaime Trobo fue el Ministro de Deportes, y  ejerció el cargo de julio de 2000 a noviembre de 2002, cuando abandonó el  cargo en medio de la peor crisis  económica del Uruguay.
En noviembre de 1999  bajo la consigna “llegó la hora de votar juntos” el Dr.Luis A.Lacalle expresó en un acto público en Mercedes que se trataba de una instancia en la cual “la razón va a primar sobre  el corazón”, y que el acuerdo suscrito con el Dr. Batlle “voy a ser yo quien garantice que haya programa de gobierno de  prosperidad y justicia, rápido y dinámico”. En 2002 el Partido Nacional dejó solo al Partido Colorado, y de los otros 12 puntos del acuerdo nadie siquiera los recordó.


En las elecciones de 2004 no fue necesaria una segunda vuelta ya que el Frente Amplio obtuvo la mayoría electoral sin inconvenientes.
La elección de 2009 volvió a dividir el electorado, donde la fórmula presidencial frenteamplista integrada por José Mujica y Danilo Astori aventajó por 19,22% a la fórmula nacionalista integrada por Luis A.Lacalle y Jorge Larrañaga. En la segunda vuelta electoral la unión entre blancos y colorados perdió 2,51% de  los votos obtenidos en octubre, en tanto la fórmula frenteamplista creció 9,27%  entre una y otra elección. El resultado final fue 52,6% para Mujica-Astori y  43,33% para  Lacalle-Larrañaga.
El Dr. Tabaré Vázquez se mostró proclive de arribar a un acuerdo interpartidario para  cambiar  el sistema electoral (ver entrevista en esta misma edición), ya que  para muchos actores políticos resulta innecesaria una segunda vuelta electoral cuando las diferencias de votos en la primera son tan notorias.
El próximo 30 de noviembre se dilucidarán las conjeturas y sabremos si se repetirá o no un resultado similar al del 2009.



PERIODICO CENTENARIO, 15/NOVIEMBRE/2014