viernes, 24 de octubre de 2014


El Plan Ceibal “es una idea interesante pero también  extremadamente cara”



* Pablo Da Silveira, asesor en materia educativa de Luis Lacalle Pou.


MERCEDES
ALDO DIFILIPPO


El Plan Ceibal “es una idea interesante pero también  extremadamente cara  y que tenemos que tratar de sacarle el máximo provecho” dijo Pablo Da Silveira coordinador de la agenda de Gobierno 2015-2020 del Partido Nacional.
En diálogo con Centenario  Pablo Da Silveira, nombrado Ministro de Educación por Luis Lacalle Pou en caso de ganar las elecciones, dijo que “vamos a corregir cosas que están mal”. Poniendo como ejemplo la Formación  Docente. “Durante el gobierno del  Dr. Tabaré Vázquez se hizo una reforma de la formación docente que tuvo efectos muy negativos”.


Muchos reclaman  que  se destine el 6% del PBI a la Educación. ¿Ud. entiende que esa medida es necesaria para instrumentar mejoras?
-Una de las cosas que hemos aprendido en estos años es que con dinero no alcanza  solamente. El dinero sin dudas es condición necesaria para que haya buena educación pero no es condición suficiente. Se puede malgastar el dinero en educación, como en cualquier otro terreno. Lo  que hace falta es tener dinero para gastar, pero si el  6,  ó 7% eso no se. No se resuelve tirando números mágicos, hay que tener planes concretos de acción. Agendas de trabajo con metas bien establecidas, luego pasar raya, sumar y ver cuánto cuesta eso.

Lacalle Pou dijo que  derogará en forma parcial la Reforma de la Educación impulsada en el primer gobierno del Frente Amplio. ¿En qué aspectos habría que hacerlo?
-Lo que nosotros decimos es  vamos a continuar lo que está bien, vamos a cambiar lo que está mal, y vamos a  hacer cosas que otros no han hecho.
Hay cosas que se vienen haciendo  y que nosotros vamos a seguir apoyando, por ejemplo, la construcción de Escuelas de tiempo completo. Vamos a tratar de mejorar cosas que se están haciendo pero que se pueden hacer mejor. Por ejemplo Plan Ceibal, que es una idea interesante pero también  extremadamente cara  y que tenemos que tratar de sacarle el máximo provecho. Nosotros, por ejemplo, queremos aprovechar el Plan Ceibal para crear instrumentos de apoyo a los docentes y para que trabajen en red y combatir el aislamiento que algunos docentes sienten en su tarea.  Y luego vamos a corregir cosas que están mal.  Un ejemplo típico es la Formación  Docente. Durante el gobierno del  Dr. Tabaré Vázquez se hizo una reforma de la formación docente que tuvo efectos muy negativos. Por ejemplo el número de maestros que se titula cada año cayó a la mitad en los años siguientes a la aprobación de la reforma de la formación docente. Luego subió un poquito pero seguimos en dos tercios de la cantidad de maestros que se titulaba por año. Ahí hay cosas que están mal que las vamos a cambiar.

El discurso del gobierno es que antes estudiaban Magisterio los que no tenían trabajo o quienes no podían acceder a otro tipo de carreras, y que ahora al tener acceso a otra oferta no optan  por el Magisterio.
-Esa es una respuesta un poco rara porque es asumir que la carrera de Magisterio tiene que ser tan poco atractiva que cualquiera otra le gane. Nosotros no creemos que sea así. La profesión de Maestro es una de las más lindas en el mundo y  alcanza con organizarla mejor y con dar una formación mejor para que sea atractiva para mucha gente.
Lo que pasa es que la clase de formación que estamos ofreciendo en Magisterio resulta poco atractiva para mucha gente, pero no le echemos la culpa a las demás  profesiones, es un problema de cómo estamos organizándolo.


PERIODICO CENTENARIO, 22/OCTUBRE/2014