sábado, 21 de junio de 2014

Soriano crece
Ingreso constante de personal a la Intendencia de Soriano en los últimos 13 años




MERCEDES
ALDO DIFILIPPO


Besozzi dejará la Intendencia de Soriano con 63% más de funcionarios que la recibió en 2005, con una plantilla laboral compuesta por el 83% entre presupuestados y contratados, y el 17% de trabajadores zafrales. Entre su primera administración municipal y este segundo período la plantilla laboral de la Intendencia de Soriano aumentó 42%, y no ha dejado de crecer desde diciembre  del 2011. Los datos surgen de la respuesta dada por la propia Intendencia de Soriano a un pedido de informes efectuado por el edil socialista Enzo Malán. En dicho documento se detalla la cantidad de funcionarios con que cuenta la Intendencia de Soriano a diciembre de 2013 en 7 localidades (ver recuadro aparte).  Como se recordará  en la  edición del pasado sábado dábamos cuenta de la evolución que ha tenido la plantilla laboral de la Intendencia de Soriano (ver Centenario del 14/6/2014, pág. 9) en base al relevamiento realizado por  la Oficina Nacional de Servicio Civil en 2012. Cifras que tienen una leve diferencia con esta nueva información aportada por la Intendencia de Soriano,  y que resulta una aproximación más certera a  este tema.
La Intendencia de Soriano cerró el 2013 con 1747 funcionarios en su plantilla laboral, de los cuales 1111 trabajaban en Mercedes, 320 en Dolores, 124 en Cardona, 103 en Rodó, 27 en Agraciada, 24 en Santa Catalina, y 38 en Palmitas. De ellos el 83% se trata de personal presupuestado  y contratado y el 17% a zafrales.


Un invento Besozzi
  Como se recordará la figura de los zafrales fue creada a mediados de la primera administración Besozzi a través de un decreto votado por la Junta Departamental. Este decreto habilita contratar funcionarios por debajo del salario del peón, sin que genere antigüedad ni derecho a presupuestación.  Es decir al final del contrato el trabajador no tiene derecho a otra indemnización y la renovación de ese contrato depende de la iniciativa del empleador, en este caso  el jefe de la repartición o  un jerarca superior. Esto lleva a la precarización laboral. Los zafrales pasaron  de  ser 49  en 2006 a 304 en el 2013.
A modo de ejemplo en Mercedes el 19% de los trabajadores municipales son zafrales, en Dolores el 14% y en Cardona el 12%. En Palmitas  solamente hay un trabajador zafral trabajando en la localidad; pero en Rodó y en Santa Catalina esa  cifra trepa al 24% y al 20% respectivamente.




PERIODICO CENTENARIO, 18/JUNIO/2014