miércoles, 21 de mayo de 2014



Según el Cr. Danilo Astori
Mejorar la capacidad física, la humana, y equilibrio macroeconómico los  tres capítulos del Frente Amplio para un tercer gobierno

MERCEDES
ALDO DIFILIPPO



El Senador  Danilo Astori dijo que un eventual tercer gobierno encabezado por  el Frente Amplio deberá centrar su trabajo en tres capítulos fundamentales: mejorar la capacidad física, capacidad humana, y equilibrio macroeconómico.  Como se sabe  el Cr. Astori, actual Vicepresidente de la República, ha sido mencionado por el Dr. Tabaré Vázquez como su posible Ministro de Economía y Finanzas  en caso de ganar la elección nacional. El viernes pasado Astori estuvo en Mercedes en la presentación de la candidatura a la diputación del Dr. Sergio Guastavino por  Asamblea Uruguay. En la oportunidad dialogó con Centenario sobre estos aspectos poniendo énfasis en la educación, y especialmente los alumnos. Porque “los alumnos no han sido el centro fundamental del proceso educativo”.


En un eventual tercer gobierno encabezado por el Frente Amplio, ¿cuáles  serían las medidas a encarar?
-Todavía no hemos entrado en una planificación de ese tipo, porque ahora estamos muy concentrados en la elección interna y en sus resultados. El propio Tabaré  (Vázquez) ha  venido poniendo mucho el acento en los logros que se han conquistado  hasta ahora, pero después del  1 de junio, y en caso de  triunfar en la interna y ser el candidato a Presidente del Frente Amplio,  vamos a tener que empezar a poner el énfasis no en lo que hicimos  sino en lo que vamos a hacer, porque de esa manera es que nos vamos a proponer conquistar el voto del ciudadano.
Si tuviera hoy que sintetizar en 3 capítulos  los principales puntos de interés para  el periodo que viene diría: mejorar  la capacidad física del país. Esto es la infraestructura disponible que está prácticamente utilizada en su plenitud, y por lo tanto si el país desea seguir creciendo, necesita más potencial físico. Aquí estamos hablando de los transportes, las comunicaciones, los puertos, la energía, que son los componentes típicos  de  lo que podemos  llamar la capacidad física  del Uruguay.
El segundo capítulo   es la capacidad humana, y en ella  la educación asume  un papel fundamental. Cuando  hablamos de educación hablamos de  los alumnos que  tienen que ser  el objetivo central de todo proceso educativo. A veces  nos hemos equivocado con eso y los alumnos no han sido el centro fundamental del proceso educativo.
Profesionalización docente, infraestructura física adecuada para enseñar y aprender, contenidos  de programas  que sean más  modernos y accesibles para adolescentes. Un adolescente sale hoy de sexto año de  Primaria y   se encuentra frecuentemente con 13 materias en primero de Liceo. Eso es un factor absolutamente  negativo para educarlo adecuadamente. Entonces, junto a esto, el desarrollo  del conocimiento científico, de  tecnología,  de la capacidad de investigación del Uruguay, es lo que yo entiendo como desarrollo de la capacidad  humana.
El tercer capítulo: Uruguay tiene que  seguir manteniendo  los equilibrios y la estabilidad macroeconómica  que ha tenido hasta ahora, porque  esto es absolutamente fundamental para tener un pilar de sustentación para la prosperidad que el país ha tenido en los últimos años. No se conoce ninguna experiencia  en el mundo en el que  se haya podido avanzar  en el caos, en el desorden.


Para lograr eso hay que evitar que la  inflación no se dispare,  lo que podría suponer ajustes en materia de negociación salarial.
-Creo que hoy, el principal problema macroeconómico que tiene el Uruguay es la presión  inflacionaria, que tampoco está fuera de control.  Es más, tuvimos tres reducciones consecutivas en los últimos meses. Hay que seguir  con mucha convicción por ese camino, pero no tengan dudas  que este tercer capítulo del equilibrio macro económico   encuentra en el  combate a las presiones inflacionarias  una inquietud muy especial.

-          - - - - - - - - -


Superar la movilidad docente

Secundaria está apelando a los Directores para cubrir los cargos docentes. ¿Cómo se soluciona ese tema en lo inmediato?
-Éste es uno de los temas muy importantes que tenemos que solucionar. Todavía  hay horas no asignadas, por lo tanto  seguramente hay algunos alumnos sin clases en algunas materias, o no con la totalidad de horas académicas que deberían tener. Hay que encarar el tema intentando cambiar los criterios fundamentales que lo han caracterizado hasta ahora. Por ejemplo los criterios que se ponen en práctica  para el ordenamiento de la selección de  horas, que muchas veces ha llevado a que  los profesores de mayor experiencia elijan  los  liceos mejores o más cómodos, y los profesores que tienen menor experiencia acumulada vayan a los liceos de contexto crítico, que son los que más  necesitan mucha jerarquía docente. Esto lo digo con mucho respeto. En muchos órdenes de la vida  hay un proceso  de formación en el que hay gente con mucha experiencia y gente con menos experiencia, y esto pasa en la docencia.
La otra característica que tenemos que superar es la altísima movilidad de docentes de un Liceo al otro, lo cual impide que haya un compromiso locativo institucional de docentes que no están  durante  mucho tiempo en la institución a la que  pertenecen, lo cual le da la oportunidad para atender a sus  alumnos como debe ser, empezando  por lo más elemental, tratarlos como personas. Los alumnos tienen afectos, emociones, no son máquinas de aprender, son personas que hay que formar, eso no se logra con un profesor o una profesora que está corriendo de  un Liceo a otro para  incluso poder reunir un ingreso decoroso. Éste  es otro de los problemas que  tenemos;  así que va a haber que trabajar mucho en materia de profesionalización docente,  porque todavía no hemos llegado a plantear y a poner en práctica criterios que nos permitan superar esta situación.


PERIODICO CENTENARIO, 21/MAYO/2014