miércoles, 21 de mayo de 2014


Mirar la realidad completa
Senadora Lucía Topolansky: “dar la batalla hasta el último municipio”


MERCEDES
ALDO DIFILIPPO



La Senadora Lucía Topolansky salió al cruce de las críticas  de los partidos de oposición, pidiendo “mirar la realidad completa”. En su visita a Mercedes  dialogó con Centenario sobre la actualidad política y las mejoras instrumentadas en materia de educación.

Más allá de la elección interna las encuestas están diciendo que  el Frente Amplio no tendría mayoría parlamentaria y que  habría segunda vuelta.
-Las encuestas son fotos del momento, y hay  que ver el universo sobre el que se hizo, y la pregunta que se hizo.  Si nos guiamos al pie de la letra por las encuestas Mujica nunca hubiera sido Presidente, porque  todas le daban que  no era; y fue Presidente. Después  no escuché ningún análisis que explicara esto, pero registré el hecho. Entonces yo juego a lo máximo. Estoy luchando para octubre con mayoría parlamentaria, después  si es otro escenario  veré. Le tengo fe al Frente, tiene una maquinaria lenta pero cuando empieza a motivar genera mucho.  Es el partido más grande del país. Fíjese que sólo el sector que yo integro, la 609, sacó tantos votos como todo el Partido Colorado  en la última elección; así que se dará cuenta cómo  es la cañada.
Mi lucha es esa, a más. Queremos pelear las 19 Intendencias, porque después queda mayo.  En el interior está más posicionada la disputa departamental de lo que se ve en el Sur. Pero  queremos disputar todas, porque entendemos el gobierno de cercanía, las intendencias y los municipios, que es una realidad muy importante en el país. Valen la pena dar la batalla hasta en el último municipio más pequeño que haya en el territorio nacional.

Una crítica de los partidos de la oposición es que el gobierno ha desperdiciado estos 10 años de bonanza económica y por eso ahora tenemos inflación. ¿Qué lectura hace de esa interpretación?
-Nosotros sobrellevamos la crisis  del 2008  y al Uruguay no le fue como el 2002. Una brutal crisis que impactó en el mundo por la  caída de la Unión Europea y Estados Unidos; quiere decir que  el Uruguay consolidó una cantidad de pautas, y si no hubiera habido buenas políticas no se hubieran aprovechado. Además se ha distribuido mejor, el salario de la gente y las jubilaciones  han subido. Porque en  los años 90 se creció más o menos igual que en éste periodo pero no se  distribuyó. Eran los años que gobernaba Lacalle padre. Él decía, hablando de  los  funcionarios públicos, yo hago como que les pago y ellos hacen como que trabajan.  Bueno, nosotros esa imagen la quisimos borrar. Hicimos la reforma del estatuto del funcionario público, servidor público, esa palabrita que cambiamos no es menor, y mejoramos la razón salarial porque la gente precisa para vivir y tener  una cierta dignidad.
Yo no comparto esa visión, es una muletilla la oigo todos los días en las discusiones del Senado. La inflación es múltiple causal. Todos los países pelean con la inflación, pero en este país hubo momentos con 180% de inflación. Hay que tener un poquito de memoria. Ahora no hemos  llegado a los dos dígitos, hemos ido tomando medidas. Obviamente que el precio del dólar, que el mayor poder adquisitivo de la gente, son todos factores que han incidido. Los temas económicos son complejos porque es como una enorme balanza de precisión, pongo un poquito de carga de más en este punto y se me desequilibra este, y siempre tengo que andar  midiendo. Hay algunos que dependen de mi y otros  que dependen que estoy en un mundo globalizado, donde las decisiones las toman otros. Ese metro de goma que es el dólar, que emiten moneda y lo manejan, es una cosa complicada para los que somos pequeños.

Danilo Astori decía que  uno de los proyectos para el próximo gobierno, si triunfara el Frente Amplio,  debería  estar enfocado a la educación. ¿Cómo analiza Ud. los conflictos que ha tenido el gobierno con la educación, siendo que  se han volcado más recursos pero que a su vez es uno de los sectores donde más conflictos han existido?
-Hay muchas razones. En primer término en infraestructura se ha hecho obra como nunca. Basta mirar las cifras. He visto Escuelas nuevas de tiempo completo que si uno le saca el paisaje del entorno  pueden ser de Francia, de Finlandia, de cualquier país  de primer mundo. No se han hecho Escuelas pobres para pobres, siempre se han hecho Escuelas buenas para todos los niños. Se  ha fundado una Universidad,  y no pudimos fundar la otra  todavía, la Universidad de la Educación, porque el proyecto está trancado. Para hacerla precisamos dos tercios en la Cámara de Diputados. El Partido Colorado nos acompañó en un acuerdo que se hizo, los  blancos no votaron la Universidad de la Educación, y en el Senado dos  senadores del Foro Batllista sintieron que tenían la llave del poder y decidieron no votarlo. Entonces eso que nosotros le queríamos dar al  Magisterio y al  profesorado, que es una formación universitaria, es una de las cosas que nos está faltando para que los profesores que hoy se enfrentan a un mundo mucho más complicado  y que tienen que estar adquiriendo conocimiento todos lo días porque la tecnología avanza a mil, tengan herramientas en sus manos  para poder lidiar con la realidad.
Nosotros le hemos aumentado el salario, y mucho a los profesores; pero somos conscientes que todavía es poco. Creo que se ha hecho muchísimo en educación, pero falta muchísimo por hacer, y los sindicatos tienen  mayorías y minorías. Ha habido una enorme deserción de los sindicatos  de la educación,  y hay  gente que sigue afiliada pero no va a las asambleas. Ha habido asambleas de 40 personas  que decidieron parar, y allí hay posturas que no son del Frente Amplio y combaten al gobierno. Pero  eso es la democracia,  que todo el mundo opine.
El grueso de los profesores y maestros con los que hablamos a diario, están desconformes con sus propios sindicatos, sólo que no se ponen las pilas para cambiar las autoridades.
Les hemos dado la participación en los órganos de conducción, creemos que está bien hacerlo. Esa ha sido la dificultad. Pero hay que recordar  las largas huelgas de Rama (Germán) cuando  todo el tema de las bandejitas  en las Escuelas. Porque la memoria hay que tenerla completa. Cuando nosotros empezamos a gobernar  un maestro  ganaba una miseria por 20 horas una miseria, ahora gana mucho mejor.
Cuando se desmoralizó al magisterio y al profesorado después no se le pida peras al olmo. Repechar eso no es sencillo. Es lógico que algunos sectores de la educación  estén desconfiados, sin embargo  hoy Uruguay es el país que tiene  la menor  brecha informática del continente. He oído propuestas de la oposición diciendo   vamos a poner inglés en las Escuelas  públicas. En las Escuelas públicas ya se está dando inglés, vía teleconferencia con profesores de Inglaterra, y se   empezó como todos los planes, de menos a más. Eso gracias al Ceibal, y a que en su momento  el pueblo uruguayo dio la pelea por Antel, y sigue siendo pública y la señal se baja en cualquier lado. Así que hay que mirar la realidad completa.



PERIODICO CENTENARIO, 21/MAYO/2014