domingo, 6 de abril de 2014

Tenfield, AUF y el poder político


“Aquí hay una deliberada y premeditada crisis del fútbol” afirmó el Dr. Gustavo Salle. Donde “si Ud. analiza en profundidad lo que dijo Danilo Astori es una denuncia  de  desviación de poder y de abuso  de  funciones por parte de Mujica”.


(por Aldo Roque Difilippo) Las declaraciones a @gesor de Miguel Cejas, ex Vicepresidente de la Asociación Uruguaya de  Fútbol (AUF) trajeron consecuencias. Como adelantáramos el Dr. Gustavo Salle adelantó que las incluirá en su denuncia  presentada ante el Juzgado del Crimen organizado. En la mañana de este domingo @gesor se comunicó telefónicamente con el  conocido abogado quien dio detalles de  su iniciativa en hechos que catalogó de suma gravedad, “porque si Ud. analiza en profundidad  lo que dijo Danilo Astori es una denuncia  de  desviación de poder y de abuso  de  funciones por parte de Mujica”.

El Dr. Gustavo Salle es un  conocido abogado capitalino que ha encabezado numerosos juicios y querellas, especialmente en temas relacionados a aspectos económicos o sociales.
En un extenso diálogo con @gesor, que reflejamos en dos notas, por las temáticas que abordó, Salle no tuvo reparos en calificar la problemática que atraviesa el fútbol profesional uruguayo como un tema económico, expresando que aportó información a la justicia  afirmando que “una semana antes de los violentos enfrentamientos Estadio (Centenario, en el encuentro disputado entre el Club Nacional, y  y Newell's Old Boys, de la República Argentina), toda  esta situación se había urdido  en el  Quincho de Varela”(donde suele reunirse el Presidente de la República con algunas autoridades de gobierno).
Como consecuencia de las afirmaciones del Ex Vicepresidente de la AUF, Miguel Cejas, usted  presentará una nueva denuncia en el Juzgado del Crimen Organizado.
-En realidad a lo que yo me refiero es a una ampliación de elementos probatorios en lo que fundo la denuncia.  Yo ya hice la presentación procesal, lo tiene la Dra. Adriana de los Santos con el Fiscal Gómez. No se si le darán trámite o no, todavía no tengo noticias de ello, pero ya en el día de mañana voy a incrementar  los elementos probatorios en los que fundamento mi presentación  procesal, y eso es con la solicitud de diligencia testimonial del periodista Diego Muñoz, el hijo  de Carlitos Muñoz, que  accedí a material de Internet  que él tiene declaraciones que son contundentes, en cuanto a la imbricación  del sector político en el tema  futbolístico-empresarial. Porque acá el meollo del asunto no es de carácter deportivo, es de carácter estrictamente empresarial, capitalista…
Económico.
-Económico, exactamente. Se trata de los derechos de televisación, de cifras multimillonarias que están en juego. Yo ya presenté una denuncia en el 2010, y ahora estoy pidiendo que se acordone a este nuevo expediente. Cuando la confrontación entre Lescano (Héctor, ex Ministro de Turismo y Deportes) y Tenfield, porque ya en aquella época habían declaraciones muy claras que ponían de manifiesto la imbricación, los vasos comunicantes, la interferencia, la decisión de poder de sectores políticos para gravitar en intereses privados empresariales. Aquella denuncia no prosperó, como normalmente pasa con mis denuncias que están referidas al sector político, al sector gobernante, a los grupos económicos, porque a la justicia le cuesta muchísimo más actuar  que cuando la delincuencia es marginal. En una palabra, es más fácil pegarle y  severizar al delincuente marginal que al delincuente económico  político.

Es más fácil encarcelar al pobre que al rico.
-Claro, por supuesto. Al pobre es más sencillo. Tanto a los adolescentes meterlos en las  mazmorras de Villaverde (Rúben), es decir en el SIRPA, o meterlos en los campos de concentración, los Guantánamos chicos de Bonomi (Eduardo, Ministro del Interior), el COMCAR, Libertad, o la Cárcel de Canelones.
Pero claro, cuando usted tiene metido al propio Presidente de la República;  porque mi denuncia fue al Presidente de la República.
A ver, yo aporto información, que la Justicia con los poderes de imperio tendrá que corroborar, de que  una semana antes  de los violentos enfrentamientos en el Estadio (Centenario), toda  esta situación se había urdido  en el  Quincho de Varela. Entonces yo estoy hablando de que aquí hay una deliberada y premeditada crisis del fútbol con el propósito de sacar del medio  a un Ejecutivo que  estaba afectando los intereses del grupo Casal, en el tema de  la licitación de los derechos televisivos    del fútbol uruguayo y las eliminatorias  del próximo Mundial. Esto  es muy serio. No estamos haciendo una imputación a mandos medios. No, estamos haciendo una imputación directamente al Presidente de la República.
Por otra parte recogemos las declaraciones de  Gutiérrez (Nelson) cuando dice hay  siete años de persecución  de Astori (Danilo) a la empresa Tenfield. Bueno Gutiérrez si usted está denunciando que un Vice Presidente de la República durante siete años  lo viene persiguiendo empresarialmente,  usted denuncia que el Vicepresidente de la República utiliza las influencias, los poderes de imperio  que le confiere el cargo que ocupa con un propósito totalmente desviado de la función pública  con intereses privados. Lo que implica una desviación de poder, un abuso  de funciones. 
Ahora lo curioso y paradójico es que este empresario no lo denuncie penalmente. En la medida que los delitos son perseguibles de oficio, eso a lo que está aludiendo Gutiérrez, nosotros como ciudadanos comunes, buscando nada más que la rectitud de la gestión de la administración pública. Tenemos todo el derecho del mundo de hacer la denuncia, y la hemos hecho. Éste es uno de los tantos argumentos que estamos manejando. No podemos permitir que el Vicepresidente de la  República  actúe con desviación de poder, como tampoco se lo podemos permitir al Presidente de la República. Ahora lo curioso de todo esto  es que parecería que en el seno de la propia fuerza política que está gobernando, uno y otro utilizan el abuso de funciones, la desviación de poder  para enmarcarse en una conjunción de   intereses públicos con privados. Es decir, se conjugan unos cuantos delitos  del Código Penal, y la justicia en vez de actuar de oficio espera que Salles,  convirtiéndose en una suerte de canillita, le lleve la información periodística  y obviamente las conclusiones que emergen diáfanamente de la información periodística.

Resumiendo, Ud. mañana ampliará la denuncia con estos elementos nuevos.
-Con nuevos elementos, con un expediente que yo ya había  generado, en el cual tenía inclusive los videos de Grondona (Julio).  ¿Se acuerda cuando Grondona acusó a Mujica directamente  de intromisión? Bueno aquella denuncia no se  tomó. Hoy se repite. Entonces yo voy a pedir nuevamente  al Juez  y al Fiscal:  señores  es la segunda vez que tenemos este tipo de imputaciones .
 Fíjese una cosa, esta vez la imputación la hace el Vicepresidente de la República  contra el Presidente de la República. Porque si Ud. analiza en profundidad  lo que dijo Danilo Astori es una denuncia  de  desviación de poder y de abuso  de  funciones por parte de Mujica. No otra cosa  dijo Danilo Astori respecto a este tema. Bueno, entonces le vamos a pedir al Juez  y al Fiscal, señores, a ver, es el Vicepresidente de la República  que  está acusando al Presidente de la República,  no podemos mirar para el costado,  tenemos que hacer algo al respecto.

Este tema yo lo pienso seguir. Es como la rejodificadora,  que es otro tema brutal, enorme, porque es la estafa de Pluna multiplicada por 10.


www.agesor.com.uy