sábado, 1 de febrero de 2014

Evalúan instalar una sede de la Universidad pública de Portugal en las instalaciones del Castillo Mauá



Primeras conversaciones. El proyecto “es incipiente” dijo el Intendente Besozzi pero existen interés y expectativas que profesionales brasileños, africanos y argentinos puedan realizar maestrías y pos grados en  Mercedes.



MERCEDES
ALDO DIFILIPPO



La Universidad pública de Portugal evalúa instalar una  sede en Soriano donde  se puedan realizar carreras de doctorados y posgrados  en distintas disciplinas.  La novedad  surgió luego de algunas reuniones mantenidas  por el intendente Guillermo Besozzi con el embajador argentino en
  Uruguay, Dante Dovena, con el Vice rector de la Universidad pública de Portugal y con el Canciller de la República, Luis Almagro, entre otras personas.
Como se sabe días pasados  Besozzi recibió en su despacho al Embajador argentino en nuestro país, Dante Dovena. Posteriormente mantuvo una reunión similar con un representante de la Universidad pública de Portugal y el ex edil  de Soriano, Juan Peirano (que actualmente está relacionado al Parlamento). Posteriormente Besozzi viajó a Montevideo para reunirse en la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores, con el Canciller  Luis Almagro, el embajador argentino, Peirano y el Vice Rector de la Universidad pública de Portugal.
Antes de  dejar el  cargo para comenzar  su licencia, Centenario dialogó con Besozzi sobre el contenido de estas reuniones adelantándonos que si bien por el momento se trata de un proyecto incipiente, existen  posibilidades de que la Universidad pública de Portugal instale una sede en Mercedes, posiblemente en el  Castillo Mauá, donde desarrollar cursos de pos grado y doctorados.

¿Cómo surge esta posibilidad de que la Universidad pública de Portugal pueda instalar una sede en Mercedes?
-Nosotros siempre andamos con el tema de qué hacer con Mauá, que como sabés es una de las obras grandes del Fideicomiso.
Bueno, Juan Peirano, a través del Parlamento entabla contacto con ellos, y con el Ministerio de Relaciones Exteriores para ver la posibilidad de la instalación en Uruguay de cursos de pos grado de la Universidad de Portugal.
En principio lo traen a Dovena a mirar el lugar.  Dovena estaría  tratando de  hacer funcionar este proyecto  con la gente de la Universidad de Argentina 
Por otro lado  Juan Peirano, cuando estuvo en Portugal conoció la Universidad pública de Portugal, de la cual vino el Vice Rector a ver el lugar.
Ellos están llevando  mucha gente  de Brasil a Portugal., En julio llevaron  a Portugal 400 profesionales a hacer  cursos de doctorados y master. Es lejísimo, por eso están queriendo abrir una sucursal, en convenio  con alguna otra Universidad, porque  aquí están a un tiro de Argentina y a un tiro de Brasil. Pero no solo eso, ellos planteaban  que tienen convenio  con  Mozambique, Togo, y un montón  de países africanos  que eran colonias de Portugal, y los  llevan allá, pero es más lejos ir a Portugal que atravesar el Atlántico y venir acá.
Es muy incipiente todo, pero se está trabajando. Dante Dovena nos está dando una mano muy grande. Fue a hablar con  Luis Almagro que quería conocer el tema.
Nosotros lo que hacemos es decir estamos a la orden y  dar para adelante  este proyecto.
Para nosotros el proyecto no es solamente educativo. Lógicamente que tiene un nivel importantísimo, pero  también hay un tema económico. Toda esa gente que puede llegar a venir a una ciudad como ésta, ya son profesionales, vienen con dinero en el bolsillo, van a ir a hotel, podrán traer a su familia para pasar los días en que hacen el posgrado, estadía, alimentación, transporte.
Se miró el lugar de Mauá por la cercanía  con Argentina.
Las condiciones están dadas. El Vice Rector de la Universidad de Portugal quedó encantado con el lugar. Incluso llegamos a ir a mirar Arinsa. Porque la idea de esto es que arranque de menos a mas.
En Portugal a la Facultad  van a hacer posgrado y doctorado 10 mil alumnos por año. Es un número muy grande. La idea es que empiece despacio pero llegar a mil por año, que  es un disparate para nosotros.
Esto es muy incipiente, no hay que generar falsas expectativas. Hay que conseguir los dineros para poder llevar adelante esto, porque lógicamente hay becas, pero hay gente que tiene que pagar.


¿Entonces el proyecto tendría buenas perspectivas?
-La verdad que estamos contentísimos. El  trabajo viene bien. Lo vi con gran entusiasmo al  Vice Rector de la Universidad de Portugal, que incluso quiere  ver,  si no podemos arreglar el lugar, hacer algo de cero, o ver qué edificio hay para arrancar. Un edificio que tengamos ocioso, pero Dovena es más cauteloso. Él pretende que la Universidad tenga una institucionalidad en su edificio. Es decir que   sea un edificio reconocible. Habrá que trabajar mucho.



PERIODICO CENTENARIO,  29/ENERO/2014