jueves, 3 de octubre de 2013

Identificaron a desaparecido




Fueron identificados en Buenos Aires los restos de Heber Eduardo O´Neill Velázquez. Fue detenido junto a la mercedaria Elba Lucía Gándara Castromán, actualmente desaparecida.


La Secretaría de Derechos Humanos para el Pasado Reciente de Presidencia de la República informó que se han identificado los restos de Heber Eduardo O´Neill Velázquez, nacido en Montevideo en 1954. Esto resulta a partir del trabajo coordinado que la Secretaría desempeña con el Equipo Argentino de Antropología Forense. O´Neill figura en la nómina oficial de uruguayos desaparecidos en Argentina.
A partir del trabajo coordinado con el Equipo Argentino de Antropología Forense  y continuado con las labores que en esta Secretaría se encuentran radicadas, se logró la identificación de este ciudadano uruguayo.
Heber Eduardo se había radicado en la ciudad de Buenos Aires en 1973, estaba casado y era padre de una hija. Militaba en la Juventud Peronista, figurando en la nómina oficial de ciudadanos uruguayos detenidos desaparecidos en la República Argentina. 
De acuerdo con la información testimonial acerca de este caso, Heber Eduardo O´Neill había sido detenido el 18 de enero de 1977 en el barrio La Paternal de Buenos Aires, en momentos que realizaba sus tareas laborales como repartidor de vinos y comestibles.
La información verificada revela que permaneció detenido, en una primera instancia,  en la Comisaría N°39 de Capital Federal. Luego sucesivamente trasladado a los centros clandestinos de detención, conocidos como “el Pozo de Quilmes” y “el Vesubio” de Buenos Aires.
 En 1978, el padre de Heber Eduardo O´Neill presentó denuncia acerca de la desaparición de su hijo ante el Ministerio de Relaciones Exteriores de Uruguay, además de numerosas gestiones ante instituciones como la Comisión Interamericana de DDHH, la Comisión de DDHH de la ONU, el Secretariado Internacional de Juristas  por la  Amnistía en Uruguay  (SIJAU), Comité de Familiares, Cruz Roja  y Amnesty Internacional, entre otras.

La detención
   Heber Eduardo O´Neill Velázquez era sobrino de Enrique Velázquez Rosano, compañero de  Elba Lucía Gándara Castromán, mercedaria, detenida en  Argentina y actualmente desaparecida.
El relato de la detención de O´Neill Velázquez y de la mercedaria Elba Lucía Gándara  refleja la brutalidad con que se manejaban las  fuerzas represivas por esos años.
Juan Enrique Velázquez, esposo de Elba, y tío de  Heber O´Neill declaró ante Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (CONADEP) (08.10.1977): (…) Siendo la hora 4 de la mañana, irrumpieron en el mismo doce personas vestidas de civil quienes se identificaron como de la Policía y el Ejército argentinos (...) rompiendo vidrios de las puertas y ventanas, dando gritos a vándalos y rompiendo muebles y todo lo que encontraran (...). Luego de maltratar a la madre tomaron a la bebita de 20 días, la agarraron de los piecitos para abajo, diciéndole a la madre “si no hablas la vamos a matar” (...). Luego de unas horas de golpearnos a todos, decidieron hacer el submarino a mi compañera delante de los niños (...). A eso de las 10.30 de la mañana nos encapucharon (...) y nos dijeron que nos iban a llevar para interrogarnos (...)”. 
El 3 de mayo de 1977 había presentado una carta dirigida al Cónsul General de la República, en la Argentina, Alfredo Menini Terra: “Siendo el día 18/2/77,  a las cinco de la mañana un grupo de personas vestidas de civil que se conducían en varios automóviles y un camión, se presentaron en el referido domicilio, intimando se abriera la puerta. Dichas personas conducían como detenido a Heber Eduardo O´NEIL, sobrino del compareciente; procediendo a efectuar seguidamente un minucioso registro de la vivienda y a introducirlos a él y a su esposa en los baúles de los vehículos, siendo aproximadamente la hora 10; permaneciendo el compareciente casi veinticuatro horas dentro del mismo, quedando los menores abandonados en el citado domicilio. Así mismo, indicó que estuvo detenido durante cincuenta y cinco días, sin saber en ningún momento del lugar dónde se encontraba, presumiendo se tratara de una Unidad Militar. En todo momento permaneció encapuchado y encarcelado en una celda. En algunas oportunidades fue golpeado, aunque sin provocarle heridas de gravedad.
Con una semana de anticipación a su liberación producida el 13/4/77, se le permitió ver a su esposa, quien se encontraba delicada de salud en virtud del parto reciente de su última hija y por haber sido sometida a malos tratos durante su detención.
Al ser liberado, sus captores le expresaron que habían comprobado que el mismo no se encontraba implicado ni vinculado a ninguna organización subversiva razón por la cual se disponía su libertad, pero siendo advertido QUE DEBÍA DESENTENDERSE DE LA SITUACIÓN DE SU ESPOSA, cuya situación era comprometida y que no sería nuevamente molestado si guardaba absoluto silencio. Por ello ruega el señor VELÁZQUEZ mantener en estricta reserva sus manifestaciones, temiendo por la seguridad de su esposa y la suya propia.
Una vez en libertad y al concurrir a su domicilio comprobó que le habían sido sustraídas todas sus pertenencias y que sus hijos, primeramente al cuidado de una hermana, Violeta VELÁZQUEZ, domiciliada en las cercanías, habían quedado luego a cargo de otros familiares con domicilio en esta capital, pero sin conocerse su actual paradero.
Debe expresarse asimismo, que, indagado el compareciente sobre sus antecedentes en la República manifestó que tanto él como su esposa tenían registrado un ingreso ante la justicia por “encubrimiento de hurto”, negando todo antecedente de carácter político o subversivo.
Ante lo expuesto el Sr. Juan Enrique VELÁZQUEZ ruega la intervención de este consulado de Distrito a fin de ubicar el paradero de sus hijos, y de su esposa, presuntamente detenida por autoridades Militares o Policiales”.
De la mercedaria Elba Lucía Gándara todavía no se sabe el paradero. En el día de hoy, Presidencia de la República anunció la aparición en  Buenos Aires de los restos de  Eduardo O´Neill Velázquez.




Publicado en www.agesor.com.uy