lunes, 15 de julio de 2013

Nilda Costa: mejorar el adentro y el afuera de la Junta Departamental



* La edil de la 903 se convierte en la segunda mujer en presidir la Junta Departamental de Soriano.



MERCEDES
ALDO DIFILIPPO


Nilda Costa se convirtió en la segunda mujer en  ocupar la Presidencia de la Junta Departamental de Soriano.  La primera fue la actual Directora de Cultura, Lourdes Cerchi. Se inició  políticamente en la Lista 58. Hace dos elecci
ones que  integra la Lista 903 del Partido Nacional. Maestra  de profesión, actualmente retirada, hasta hace poco presidía la Comisión de Cultura de la Junta Departamental. En diálogo con Centenario habló de sus  expectativas al asumir el cargo y el perfil que piensa darle a  su tarea.

Sos la segunda mujer en la historia de la  Junta Departamental que va a ocupar la Presidencia. ¿Con qué expectativas encarás este trabajo?
-Con las mejores. Desde aquel 1927 en Cerro Chato cuando la primera mujer  uruguaya y latinoamericana voto, aun cuando después no se tuvo en cuenta el resultado de ese plebiscito, se han ampliado los marcos legales que habilitan los derechos de las mujeres. Pero de ahí al ejercicio real de esos derechos hay una gran brecha. Entonces considero que el asumir la Presidencia  del legislativo, siendo la segunda mujer en su historia que lo hace, es una excelente oportunidad para ejercerlo y para intentar, de alguna manera, acortar esas brechas existentes, y demostrar que las mujeres  podemos hacer cosas y muy bien.

¿Y qué perfil pensás darle a este año de trabajo?
-Intentar continuar la línea de trabajo de Ángel García respecto  al relacionamiento que la Junta tiene con la comunidad. Porque me parece que es importante que la gente  sepa quiénes  somos, qué estamos haciendo. Lo que intentamos, y  a veces no lo que la gente desea más o necesita perentoriamente, que los tiempos de ellos no son los nuestros, pero siempre intentando hacer lo mejor para la gente, que es a quienes  nos debemos. Eso no lo tenemos que perder nunca de vista, pero a su vez tratar de  fortalecer el adentro. Tratar de hacer un equilibrio entre las dos cosas, entre lo que es la Junta afuera, cómo se muestra, pero también nuestro  actuar en la interna  para fortalecernos todos. Las comisiones, cada edil, los funcionarios, porque  la junta somos todos. Y después impulsar lo que vaya surgiendo, porque a veces uno puede tener muchas intenciones, pero no te  podés proyectar demasiado porque, o te limitan los tiempos, o te  limitan los recursos. Entonces vamos a ir,  a medida que vaya pasando el tiempo,  como dice Machado (Antonio):  se hace camino al andar.




PERIODICO CENTENARIO, 13/JULIO/2013