lunes, 20 de mayo de 2013


Dinara descarta presencia de agrotóxicos como motivo de la mortandad de peces en el arroyo Dacá




Si pero no: El informe descarta, aunque no del todo, que los peces hubieran muerto por la presencia de algas.



MERCEDES
ALDO DIFILIPPO


La Dinara (Dirección Nacional de Recursos Acuáticos) respondió que la mortandad de peces ocurrida el año pasado y los primeros meses de este año, fundamentalmente en el Arroyo Dacá podría deberse a la presencia de algas. “Sin embargo  no tenemos  en nuestros registros constancia que hubiera ocurrido un “boom” de floraciones algales cercana a esa fecha”.
El pasado mes de marzo el edil frenteamplista  Jorge Maraboto planteó su preocupación por un nuevo episodio donde se constató la mortandad de peces en el arroyo Dacá, fundamentalmente en su desembocadura con el río Negro. En esa oportunidad Maraboto recordó que un hecho similar ocurrió en setiembre del 2011. Un episodio que se repitió  el 2012, y en febrero de 2013, pidiendo que  se conformara un grupo de trabajo integrado por organismos e instituciones  que estudiara el tema. “Para realizar  continuamente los controles de estos cursos de agua”. Recientemente la Ing. Química  Silvia García Da Rosa, del Laboratorio del Departamento de Higiene y Bromatología de la Intendencia de Soriano respondió: “manifestamos nuestro interés en la participación de la Comisión que pueda formarse para el seguimiento”. Acotando que  “ya hemos iniciado contactos con otros organismos nacionales a los efectos de comenzar monitoreos de nuevos parámetros que nos puedan ayudar no sólo a conocer las causas de estos eventos sino información sobre la calidad ambiental del río”.


El informe
En su respuesta la  Ing. Quim. García Da Rosa adjuntó un informe elaborado por la Dinara que  explica que  entre  mayo de 2012 y  marzo de 2013 se realizaron  siete muestras  de agua que fueron analizadas por el Laboratorio de Residuos de Plaguicidas de la DGSA”. Acotando que “se investigó Glifosato, AMPA, Endosulfán I, II y Sulfato”. Concluyendo que “en ninguna de las muestras analizadas se detectaron niveles de estos agrotóxicos por encima de los límites de cuantificación (LOQ). El LOQ es la concentración mínima a la cual se puede determinar el agrotóxico analizado. Por lo cual podemos asegurar que estas sustancias en particular, monitoreadas desde el pasado año, con frecuencia mensual y al azar, no es habitual que se hallen en concentraciones que pudieran afectar  significativamente  la salud del medio acuático en la zona”.
Explicando  también “los estudios de necropsia de peces muertos y análisis de agua obtenidos en el evento de mortandad ocurrido en el Arroyo Dacá (Mercedes) el 26/02/13”. Afirmando, luego de algunas consideraciones técnicas que  “de a cuerdo a estos resultados de agua históricos y al resultado de agua reciente coincidente con el evento de mortandad, no podemos inferir que los agrotóxicos analizados pudieran haber sido la causa de la mortandad. Esta evaluación, junto con los resultados de necropsia, permitirían inferir que al tratarse de peces bentófagos y encontrarse olor a algas así como células de microalgas sobre la piel, la causa de la mortandad pudo haber sido relacionada con un evento de floraciones de algas. Sin embargo, no tenemos en nuestros registros constancia que hubiera ocurrido un “boom” de floraciones algales  cercana a esa fecha.  No obstante, los datos de temperatura observados en los días previos y el hecho de que hubieran ocurrido eventos significativos de precipitaciones, favorecerían la proliferación de este tipo  de eventos con algas cianofíceas”.





PERIODICO CENTENARIO, 18/mayo/2013