miércoles, 15 de mayo de 2013


Denuncian fumigación de mosquito a escasos 10 metros de Escuela Nº 26 de
 El Tala


·       La policía ya tomó intervención.


MERCEDES
ALDO DIFILIPPO



Un  nuevo caso de fumigación en una zona cercana a una Escuela fue denunciado ante la policía que tomó declaración a las partes involucradas. Esta vez el hecho se registró en la Escuela Nº 26 de paraje “El Tala” donde un mosquito fumigador realizó dos pasadas a apenas 10 metros de los salones de clase, en un campo sembrado de soja.  El hecho ocurrió el  8 de abril pasado,  y fue denunciado de  inmediato  por la Maestra Directora  de la Escuela Nº 26 en el destacamento policial de El Tala, dependiente de la Seccional 12ª de Palmar, aunque hasta el momento no había trascendido, conociéndose a través de uno de los habituales comunicados de la Red de Acción en Plaguicidas y sus alternativas para  América Latina (Rap-Al).
“El pasado 8 de abril en la escuela número 26 que se encuentra en ruta Nº14 km 65, camino vecinal al paraje "El Tala", departamento de Soriano fue fumigada, a las 8 y 30 hrs.”, expresa el comunicado de Rap-Al). “Un mosquito fumigador realiza dos pasadas a unos 10 metros de los salones en un campo de soja que se encuentra a pocos metros del alambrado de la escuela. La maestra directora hace la denuncia correspondiente en la seccional policial y pone en conocimiento a sus superiores de lo ocurrido.
En el patio de la escuela se han observado mulitas medias muertas y dos de los tres gatos que tenía la escuela murieron. Se vio como éstos poco a poco empezaron a arrastrarse hasta que murieron. El tercero va por el mismo camino agrega la maestra directora. Cabe agregar que las fumigaciones se hacen a pocos metros de donde se encuentra el tanque de agua”.
La Jefatura de Policía de Soriano confirmó a Centenario que la denuncia fue presentada en la Seccional de El Tala, y que ya tomó declaraciones del propietario del campo y de la maestra denunciante. En tanto la Inspección Departamental de Escuelas desconoce el tema, tal lo indicado
por la Inspectora regional que al dialogar con Centenario dijo haberse enterado a través de nuestra inquietud y que oficialmente no le llegó ninguna comunicación al respecto.

-        -        -        -        -







Mata, por lo tanto es un toxico
“Un veneno que se utiliza en la agricultura”




María Isabel Cárcamo de Rap-Al Uruguay expresó enfáticamente “es importante hacer una denuncia y  tener claro que a lo que estamos expuestos es a veneno”. En diálogo con Centenario Cárcamo se lamentó pues detrás  de este silencio, ya que hay muchos casos que no se denuncian, “al final sí  es una cuestión económica”.


Se volvieron a suscitar en Soriano denuncias por fumigaciones cercanas a una Escuela rural. ¿Qué puede hacerse para evitar ésto? Más allá de las denuncias puntuales que se han registrado.
-Primero quienes son los que deberían tener la responsabilidad de lo que está sucediendo son las autoridades. Principalmente  el Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca (MGAP). Pero  la Dirección General de Servicios Agrícolas del MGAP ellos no pueden andar recorriendo todo el país y ver si están fumigando cerca de las Escuelas. Eso es  entendible que no puedan estar porque es imposible. Dijeron  que iban a tomar otras medidas y que iban a controlar las fumigaciones a través de satélites.  La verdad que no se si empezaron a aplicar ese sistema o no. Lo que si  se sabe es que se sigue fumigando al lado de las Escuelas, porque  las plantaciones están al borde de las Escuelas. De la única manera que las autoridades  sepan lo que está  sucediendo es que las mismas maestras, o padres  hagan la denuncia cuando hay fumigaciones. Hay una regulación  que está prohibido fumigar  en forma terrestre a 300 metros de una Escuela rural, y en forma aérea a 500 metros. Igualmente  cualquiera de las dos distancias tampoco va a prevenir  que no llegue el veneno a las Escuelas, pero por lo menos es algo. Y el tema es que no se  está cumpliendo.

El Ministro Tabaré Aguerre en reiteradas oportunidades ha dicho que no debería decirse agrotóxicos sino agroquímicos. Que agrotóxicos es cuando se aplica mal el producto, y que el producto en si no es malo.
-Nosotros lo definimos como agrotóxico porque es un tóxico que mata. Un veneno que se utiliza en la agricultura. Si se usa una  cantidad u otra igualmente es un veneno porque está diseñado para matar  un insecto, un hongo, una hierba que no se desea tener en el cultivo. Mata, por lo tanto es un toxico.
El Ministerio ni siquiera le llama agroquímico, sino que le llama Fitosanitario, porque protege a la planta. Protege a la planta pero es un veneno.

El que vive en el campo sabe las consecuencias que tienen estos productos. No para nosotros que vivimos en la ciudad y estamos más alejados del tema. A quienes vivimos en la ciudad nos llama la atención, ¿por qué  el silencio  en todo este tema de no denunciar el mal manejo  de estos productos? ¿Solamente por un tema económico?
-En cierta manera termina en una cuestión económica. Porque muchas veces cuando se hace una denuncia  también hay una exposición, y el exponerse también puede tener consecuencias económicas  de que el trabajo que hacías ya no lo haces más y te dejen sin trabajo. Eso es muy claro. Al final sí  es una cuestión económica.  Y no voy a decir que la gente se siente amedrentada, quizá alguna si, pero ya como se ha convertido en una costumbre de anda la avioneta o anda el mosquito, ya ha empezado a ser parte del escenario del interior, pero eso no es normal. Porque lo que tenemos que tener muy claro que esos son venenos y que de una u otra manera ese veneno  nos está contaminando a las personas que viven cerca  y están siendo  fumigadas directamente y  están contaminando el aire, el suelo y el agua.  Por eso es importante hacer una denuncia y  tener claro que a lo que estamos expuesto es a veneno.



PERIODICO CENTENARIO, 11/MAYO/2013