lunes, 12 de noviembre de 2012



Director del BPS criticó “la perversidad del sistema” de las AFAP


Ariel Ferrari: se “reconoce  la necesidad de reformar” el sistema “pero hoy no hay voluntad política  en ninguno de los partidos”.




MERCEDES
ALDO DIFILIPPO




El Director del BPS, en representación de los Trabajadores,  Ariel Ferrari,  defendió los aciertos a las modificaciones impuestas al sistema previsional uruguayo, al tiempo que criticó duramente a las AFAP. Si bien para Ferrari  fue “un acierto de diálogo de la seguridad social cuando  en el 2009 se bajó de 35  años de trabajo que se exigían a 30 años”, el papel que están jugando las AFAP y que incidirán en las futuras jubilaciones será incierto. Donde habrá “mucha gente que va a ser afectada  porque  fue afiliada en forma no justa”.
En diálogo con Centenario, Ariel Ferrari comenzó destacando las modificaciones a los topes jubilatorios impuestos en el  2009, algo que permitió que se duplicara la cantidad de  jubilados en cada año. “En particular  a las mujeres”, comentó el Director del BPS en representación de los Trabajadores, ya que “se les reconoció un año  de trabajo por cada hijo nacido vivo”, algo que llevó a que en 2010 “por primera vez se jubilaron más mujeres  que hombres en la historia  de la Seguridad Social uruguaya”.


Una crítica  al sistema es el tema de las AFAP. ¿Cuál es la posición del  gobierno con  respecto a las AFAP?
-El gobierno ha promovido una instancia de diálogo. Reconoce  la necesidad de reformar, pero hoy no hay voluntad política  en ninguno de los partidos, no solo en el gobierno, de  ir a una reforma estructural y terminar con el lucro en la Seguridad Social. Es ese gran negocio para las AFAP pero que  es absolutamente incierto para el trabajador.

¿No hay voluntad política  por presión de las aseguradoras?
-También porque  el Estado está  aprovechando de esos recursos,  a partir  de que el 80%  de los fondos  de las AFAP están en papeles. En títulos del Estado. El problema va a ser cuando dentro de 4 o 5 años, toda una generación afiliada a la AFAP se vaya a jubilar y tenga que salir a vender los papeles  para ir a una aseguradora, que es la que le va a pagar la jubilación. ¿Qué valor van a tener en el mercado esos papeles?  ¿El Estado de dónde sacará esos miles de millones de dólares?
Hoy en total hay 9 mil millones de dólares. Una parte importante hay que empezar a transformarlos de papeles a plata. Y lo que  parece una paradoja  que la plata del Estado se la dieron a las AFAP para  que las AFAP le prestaran esa plata al Estado y éste pagara intereses.  Esa es la perversidad del sistema.
Estamos en un proceso de diálogo interesante. Hay mucha gente que va a ser afectada  porque fue afiliada en forma no justa. Fue  afiliada sin asesoramiento previo.  No tenían obligación porque nunca ganaron $ 28.000 que es una de las condiciones para estar afiliados al sistema, y  las consecuencias las va a pagar el día que se jubile. Entonces esperemos revertir esa situación abriendo una etapa de desafiliación, dando la posibilidad  a aquel  que quiera volver al sistema  de reparto, solidario, ese que siempre estuvo presente.


PERIODICO CENTENARIO, 10/NOVIEMBRE/2012