martes, 28 de agosto de 2012

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
“Estamos violando los
Derechos Humanos”

 

* El diputado Esteban Pérez indicó que no solamente los presos ven vulnerados sus derechos, sino también los policías, porque la Cárcel de Mercedes “incluso para animales está en malas condiciones”.

 

 
MERCEDES
ALDO DIFILIPPO

 

 

 

La Comisión de Derechos Humanos  de Diputados visitó la Cárcel departamental, entrevistándose  con el Jefe de Policía de Soriano, con la guardia carcelaria y los reclusos.
Esteban Pérez (Presidente, Presidente de la Comisión de DDHH), Gonzalo Novales (Vicepresidente), el diputado Roque Arregui, los ediles Angel García, Aníbal Méndez, Juan Rey  y Eduardo Sarute, más representantes del Patronato de Encausados y Liberados realizaron una recorrida por todo el establecimiento carcelario. Centenario estuvo en este recorrido, pudiendo comprobar las condiciones rayanas con lo infrahumano en que se encuentran alojados los presos en la Cárcel de Mercedes. 
El Presidente de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de  Diputados fue contundente “estamos violando los Derechos Humanos con esta Cárcel”. Esteban Pérez en diálogo con Centenario  al evaluar la situación de la Cárcel de Mercedes no dudó en decir que no solamente se violaban los Derechos Humanos de los presos, sino también de los policías que los custodian. Porque “los Derechos Humanos son para todos. Si bien nosotros vinimos a poner el ojo en la situación del preso, también el funcionario policial  está en condiciones lamentables”.
 
¿Cuál es la impresión de esta visita a la Cárcel de Soriano?
-La impresión que me llevo es que estamos violando los Derechos Humanos   con esta Cárcel, por las condiciones en que está . No nos estamos refiriendo a la conducción de la Cárcel, nos estamos refiriendo a las condiciones edilicias que no está apta para que viva ningún ser humano.  Incluso para animales está en malas condiciones. Nuestra intención con esta visita es  volver a poner en el tapete este tema  para que lo antes posible se concrete la edificación de la nueva cárcel que está en un proceso de licitación, pero nos parece   urgente que no hay otra solución que el cambio de la Cárcel.
Hay mejoras que se pueden intentar, como puede ser la instalación eléctrica, eso es clave. Es una situación de alto riesgo  de posibles electrocuciones desde nuestro punto de vista. Hay muchísima humedad, cables pelados colgando, eso nos pareció grave. Las condiciones de higiene, dentro de lo que pudimos observar hoy son buenas, haciendo  la salvedad que se sabía que veníamos, puede haber incidido o no. Son buenas dentro de lo que se puede. Lo que no se puede es evitar  que las cañerías que están tapadas   no hagan que circule las materias fecales, por ejemplo en los patios.
Hay celdas que se llueven sobre las cuchetas  y  hay presos que están durmiendo en el piso  y cuando llueve se inunda. Eso requiere una rápida atención,  buscar una solución aunque sea precaria hasta que está la nueva cárcel.
Por otro lado los recursos que está recibiendo la cárcel en materia de alimentación es estándar y los presos no tienen número estándar  van in crescendo, por lo tanto  además de la   buena voluntad que ponen los presos que cocinan se hace como en todos lados hay que echar un par de cucharones más de agua   cuanto más presos hay. Eso es un tema que hay que ver. 

 
Del otro lado, que quizá no se habla mucho, de los efectivos policiales, ¿qué impresión se lleva?
-También sufren la consecuencia, los Derechos Humanos son para todos. Si bien nosotros vinimos a poner el ojo en la situación del preso, también el funcionario policial  está en condiciones lamentables. Debe por ejemplo circular bajo lluvia  cuando lo requieren los presos. No hay corredores cerrados. No  tienen un comedor, es decir en la hora que puedan pellizcar un pancito, tomar un mate; y por lo tanto están sufriendo las mismas condiciones de higiene y humedad que padecen  el preso. Por eso la solución acá es cuanto antes   la Cárcel nueva, por todos, por los presos, por los policías y las visitas. Estos presos muchos son padres que reciben hijos chicos  en ese ambiente, en ese clima.
Por otro lado nos vamos reconformados que la calidad del preso, el ambiente carcelario no es lo mismo que en el área metropolitana,  por lo tanto vamos a hablar que hay mejores condiciones  para la rehabilitación y que con  poca cosa se puede  avanzar más.
 
 
 
 
PERIODICO CENTENARIO, 27/agosto/2012